/ Artículo informativo

Bicentenario del Perú: la hazaña fatal de Jorge Chávez y los cables más tristes de su historia

Fue un estupendo vuelo el que hizo el aviador franco-peruano Jorge Chávez Dartnell (1887-1910). Su monoplano Bleriot XI brilló ese 23 de setiembre de 1910. Atravesó los Alpes por primera vez en la historia y ya estaba saboreando la gloria cuando algo salió mal.

Jorge Chávez nos enseñó que el amor a un país como el Perú no tiene límites. Su hazaña fue personal, pero su gloria nos dejó a los peruanos el conocimiento de lo que debemos entregar para sentirnos verdaderos hijos de esta tierra. La historia de la falta hazaña del héroe de la aviación peruana a través de los cables y las notas de El Comercio. (Foto: GEC Archivo Histórico).
Jorge Chávez nos enseñó que el amor a un país como el Perú no tiene límites. Su hazaña fue personal, pero su gloria nos dejó a los peruanos el conocimiento de lo que debemos entregar para sentirnos verdaderos hijos de esta tierra. La historia de la falta hazaña del héroe de la aviación peruana a través de los cables y las notas de El Comercio. (Foto: GEC Archivo Histórico).
Carlos Batalla

había nacido en Francia, pero era de padres orgullosamente peruanos. Ese amor inculcado desde niño tuvo unos frutos enormemente buenos, porque el espíritu del aviador era tan noble y audaz que representó a una peruanidad con ganas de progresar y ser reconocida en todo el mundo. El accidente que sufrió fue mortal ese viernes 23 de setiembre de 1910.

Chávez tenía cinco hermanos: Felipe, Manuel, Juan, María y Gerardo. Solo Felipe tenía domicilio en el Perú, en Lima para ser más exactos; los demás vivían en Francia. Pero Jorge poseía un lazo espiritual muy fuerte con el Perú, y en cada vuelo era como si buscara aproximarse al país de sus padres.

MIRA TAMBIÉN: Jorge Chávez cuenta cómo cruzó los Alpes en entrevista publicada por El Comercio hace 60 años

Ese día fatal, mientras en el Perú gobernaba , en medio de un concurso internacional de vuelo, el piloto de sangre peruana colocó una bandera bicolor, pequeña, en su carpa con la esperanza en la gloria aérea. Competía con aviadores franceses, italianos, alemanes e ingleses.

Entonces todos los competidores partieron de Briga (Suiza). La meta de Chávez era desde un inicio superar los difíciles Alpes, y luego arribar a Milán. Logró su hazaña con pericia y seguridad, y con seguridad también gritó de alegría; pero, fatalmente, se vio obligado a aterrizar en una zona montañosa, la de Domodossola (Italia) para buscar combustible.

Chávez pasó de saborear la gloria de la meta conseguida a la fatalidad de una falla técnica de su monoplano.  (Foto: GEC Archivo Histórico)
Chávez pasó de saborear la gloria de la meta conseguida a la fatalidad de una falla técnica de su monoplano. (Foto: GEC Archivo Histórico)

A 20 metros de altura, sus alas de replegaron y cayó abruptamente en picada. El Bleriot XI quedó destrozado. Chávez quedó muy mal herido. El Comercio dio cuenta del proceso en que intentaron salvarle la vida. Desde el mismo día del accidente hasta la confirmación de su muerte, el martes 27 de setiembre de 1910, el diario decano no dejó de informar de todo lo que se refería a Jorge Chávez.

LEE TAMBIÉN: Sucedió en 1965: Italia entregó al Perú un fragmento del avión de Jorge Chávez

Cuando el aviador peruano (más que francés) luchaba con todas sus fuerzas por seguir viviendo, el domingo 25 de setiembre, nadie se atrevió a decirle que otro aviador, el francés Edmond Poillot, había muerto en un accidente que le rompió la columna vertebral. Como él, también se había estrellado violentamente más o menos a unos 20 metros de altura.

LOS CABLES MÁS TRISTES QUE RECIBIÓ EL COMERCIO

Viernes 23 set. 1910.

“El aviador peruano Chávez se elevó hoy para cruzar sobre los Alpes, pero al descender, cerca de Domodossola, una ráfaga de viento lo echó violentamente a tierra”.

“El aeroplano se volcó y Chávez quedó debajo del motor. Cuando se le sacó de allí, los médicos comprobaron que se había roto el fémur, al lado izquierdo”.

“La contusión de Chávez es grave”.

MIRA TAMBIÉN: Un avión llamado “Perú”: el famoso aeroplano que llevó con orgullo el nombre del país por toda América en los años 20

Sábado 24 set. 1910.

“En Blackpool consiguió Chávez un sonoro triunfo, al batir el récord de altura”.

“Desgraciadamente, Chávez, en su deseo de cruzar los Alpes, ha sido víctima de un grave accidente, cayendo desde altura considerable y sufriendo graves contusiones”.

“Aunque no son de gravedad extrema, obligarán al atrevido aviador a guardar cama por más de cuarenta días”.

“Este intempestivo accidente privará a nuestro compatriota a proseguir los ensayos, que hasta ahora habían asombrado a las naciones que se preocupan de la navegación aérea”.

El Bleriot XI de Jorge Chávez antes de partir de Suiza rumbo a los Alpes. Camino a la gloria eterna. (Foto: GEC Archivo Histórico)
El Bleriot XI de Jorge Chávez antes de partir de Suiza rumbo a los Alpes. Camino a la gloria eterna. (Foto: GEC Archivo Histórico)

Lunes 26 set. 1910.

“El ministerio de Fomento ha dirigido al célebre aviador peruano, el siguiente telegrama de felicitación”.

Telegrama del gobierno. Setiembre 23. Chávez. Domo D’ossola.

“En nombre del gobierno felicito efusivamente por brillante hazaña realizada, deplorando accidente y anhelando pronto restablecimiento para prosecución triunfos. Ego-Aguirre. Ministro de Fomento”.

(En esa misma edición, se informó con cables del 25 set.)

“Domo d’ Ossola (Italia), 25 de setiembre – El aviador peruano Chávez recibió hoy la visita del presidente del comité de aviación y experimentó una crisis de lágrimas”.

“El estado del aviador no es satisfactorio; ha empeorado de ayer a hoy y sufre grandes dolores internos”.

“El comité ha resuelto ofrecerle un recuerdo alegórico, un premio especial de cincuenta mil liras y el gobierno la decretará una medalla de oro”.

“De Milán han venido numerosos aviadores amigos a visitarle. A pedido del aero club ha llegado también el distinguido profesor Earle, para hacerle la operación en las piernas”.

“El aero club ha mandado entregar a Chávez el premio de 75,000 francos”.

LEE TAMBIÉN: El día que el Perú se paralizó por el primer vuelo sin escalas Lima-Bogotá: la historia de un hito de la aviación en Sudamérica

Martes 27 set. 1910.

(Se informa con cables del 26)

“Domo D’Ossola – Setiembre 26. El estado del aviador peruano Chávez no es halagador. La temperatura al mediodía era muy alta, notándose que su espíritu estaba muy deprimido”.

“Esto obedece, sin duda, al cansancio que le debe haber producido las visitas de personas que incesantemente se llegan a informar de su salud”.

“Muchas de estas han logrado entrevistarlo, contrariando las disposiciones de los médicos que lo asisten”.

“A última hora – el doctor Dozzolo ha visitado a Chávez en el sanatorio. El intrépido aviador está sufriendo una depresión general y Dozzolo ha manifestado que el pronóstico es reservado”.

“Esta noticia ha causado consternación, tan luego comenzó a circular”.

Miércoles 28 set. 1910.

(Se informa con cables del 27, día de su muerte)

“La muerte del aviador peruano Jorge Chávez, acaecida como triste epílogo de su épica hazaña al trasmontar los Alpes, ha causado intensa y general consternación en toda la república y a la triste noticia el alma nacional palpita más intensa y generosamente”.

“Se reputa, con mucha justicia, como una pérdida nacional la prematura muerte de Chávez; y el luctuoso acontecimiento ha herido tan hondamente el sentimiento público, que todos quieren exteriorizar su pesadumbre, en forma significativa y respetuosa”.

MIRA TAMBIÉN: Faucett: el primer avión comercial construido en Sudamérica fue hecho en el Perú y esta es su historia

Jueves 29 set. 1910.

“Las banderas penden a media asta en los centros sociales y en numerosas instituciones públicas. Los testimonios de pesar se multiplican, así como las iniciativas para honrar dignamente su memoria”.

Los cables desde Italia reseñaban que Chávez había luchado como un león. “Yo no quiero morir”, había murmurado, para luego fallecer aquel martes 27 de setiembre de 1910. Según la autopsia, el piloto peruano había sufrido en la caída un disloque cardiaco.

Los cablegramas describían que la ciudad italiana de Domodossola se había llenado de gente que deseaba ver al piloto. Su cuerpo, al lado de una guardia de honor, fue presentado de manera descubierta ante el pueblo. En una sentida nota en El Comercio del 28 de setiembre, se dio cuenta de su deceso. El aviador “cumplió en esa forma la misión que él mismo se impusiera”, decía la nota necrológica.

Su cuerpo enterrado en Francia, fue entregado por el gobierno de ese país el 19 de setiembre de 1957. El Perú esperó 47 años para tener en su tierra al héroe del aire. Cuatro días después sus restos fueron sepultados en la Base Aérea Las Palmas.

TE PUEDE INTERESAR:


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...