Redacción EC

Todos soñamos con tener la para vivir tranquilos rodeados de quienes más queremos. Mientras muchos trabajan duro día a día para conseguirlo, otros deciden invertir su dinero en añadirle a su hogar las cosas más extravagantes que se pueden imaginar.

Es el caso de algunos millonarios en el  que han convertido sus casas en verdaderos palacios dignos de un rey. Habitaciones gigantes, decenas de estacionamientos, líneas de bowling, piscinas exclusivas son algunos de los detalles por los que no dudan pagar.