Dale color a las cajas forrando el interior con papel decorativo o con una pintura de color llamativo (amarillo, azul, naranja). (Foto: Marigho)
Dale color a las cajas forrando el interior con papel decorativo o con una pintura de color llamativo (amarillo, azul, naranja). (Foto: Marigho)
Redacción EC

Las cajas de fruta pueden tener un uso diferente, busca las que tengan listones gruesos y no estén rotos ni picados, para que soporten el peso de lo que quieres guardar o exhibir. También pueden funcionar los cajones de una cómoda, aparador o velador antiguo.

Para usar estas piezas, lija la superficie hasta eliminar las astillas o la tonalidad original, píntalas con dos manos de esmalte y dale una pasada de barniz.

(Fotos: Shutterstock / Jaime Gianella)
(Fotos: Shutterstock / Jaime Gianella)

Si quieres crear una mesa de centro, la experta en restauración Gabriela Misari recomienda unir tres jabas con pernos o cola especial, y en toda la base, instalar una placa de madera delgada con tachuelas. En los cuatro bordes inferiores emperna ruedas de metal. Para usarlas como mesa auxiliar, solo emplea una jaba.

Vanessa Elías, de Tres Piezas Muebles y Estilo, propone dar vida a repisas con cajones de 20 cm de ancho. Empótralas a la pared con escuadras de refuerzo o simplemente con pernos.

(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)

También es posible unir varias jabas delgadas con clavos y colocarlas pegadas a la pared, para que funcionen como un estante.

TAGS RELACIONADOS