Redacción EC

El gris y la madera son capaces de crear una acogedora . Este color en estado puro (blanco más negro, sin añadir una cuota de amarillo o azul es considerado un tono frío, que al estar contrastado con la madera, es capaz de proyectar calidez.

▷ 

Dentro de la gama cromática del color gris están los claros, que aportan luminosidad y dan brillo a los espacios; y los oscuros, que imprimen una dosis de carácter y elegancia. Los más usados son los tonos que se encuentran entre un punto medio y los más suaves, ya que se pueden aplicar en grandes extensiones (paredes, techos y muebles de gran tamaño).

Refuerza la claridad del gris, usando maderas claras, como cumala, capirona, roble y haya, las cuales pueden estar en pisos, mesas, consolas y en enchapes de pared. Para que este material genere un contraste con la tonalidad elegida, usa nogal, caoba, iroko o wengue.

Si quieres emplear madera oscura en ambientes de tono gris intenso, necesitas un buen ingreso de luz, para que el lugar no se aprecie pequeño ni lúgubre. En la galería de la nota compartimos algunos ambientes que te inspirarán.

TAGS RELACIONADOS