Redacción EC

Mónica Arrese

Antes de elegir una alfombra, es importante tener en cuenta el estilo del espacio, la cantidad de elementos que hay en el ambiente y el diseño de estos, con el fin de lograr una perfecta armonía. “Si el espacio posee un gran número de tapices, opte por una alfombra neutra, de tonos sólidos o de diseños abstractos para no recargar el ambiente”, aconseja la arquitecta Karim Chaman.

Hay alfombras para todos los gustos. En cuanto a los colores, Adriana García-Belaunde, de Framar, señala que actualmente se suele usar el estilo 'black &
white' (blanco y negro) y toda su variedad, desde tonos claros hasta el gris oscuro. Los colores dependen de la gama cromática del ambiente. Para una combinación más osada y en espacios que priorizan los tonos neutros, puede optar por una alfombra azulina o yema de huevo.

En una decoración más discreta, use una alfombra verde loro con gris o marrón, a fin de contrarrestar el primer color. También los tonos tierras, los pasteles y los queposeen mínimas notas de color.

DISEÑOS ÚNICOS

Para Rocío Gonzales, de Alfombras Seyo, la tendencia se dirige hacia las formas geométricas. "Los hexágonos, los triángulos y las líneas rectas, de colores llamativos, son lo nuevo. Los acentos en azul, naranja o verde están tomando mayor protagonismo en los espacios modernos", sostiene.

García-Belaunde asegura que un ‘must’ son las clásicas alfombras shaggy (3 m de alto) o súper shaggy (4 cm de alto), también las persas. Además, funcionan en las zonas de descanso, ya que aportan pura calidez.

Lee la nota completa y más notas interesantes en tu .