El arte de la sencillez
El arte de la sencillez

Usando cuatro piezas básicas la interiorista francesa Kristina Cuvier, de Cuvier Studio, decoró una sala de pequeñas dimensiones e incluyó una cuota de arte en las paredes. El espacio se vistió solo con un sofá seccional turquesa tapizado en tela aterciopelada, una mesa de centro blanca, que evita restar amplitud visual, y una lámpara de pie. Sobre el muro principal se instaló una sencilla repisa volada del mismo color de la pared en donde se ubicaron fotos y prints.