Tapices frescos de algodón, lino o jacquard para darle la bienvenida a la primavera. Utilízalos en muebles pequeños (sofás de dos cuerpos o butacas) o en accesorios (cortinas, cojines o ropa de cama), para crear un punto focal y no recargar el ambiente.  

 

TAGS RELACIONADOS