Ya no es extraño leer que los actores de Hollywood empiezan a vender sus propiedades en los barrios más exclusivos de ciudades como Nueva York y Los Ángeles. Julia Roberts es la nueva estrella que pone una de sus casas a disposición del mejor postor.

Luego de vender su propiedad de Hawái por 30 millones de dólares, la protagonista de Mujer Bonita está ofreciendo su elegante departamento en el barrio de Greenwich Village en Nueva York. Esto la dejaría solo con una casa en California que sería su residencia fija.

El departamento de Roberts tiene 185 metros cuadrados con tres dormitorios, tres baños y un espacio amplio que se divide entre sala y comedor.