Los le dan vida a los sofás de tu casa. Es ideal saber combinarlos y lograr así una perfecta armonía entre los muebles y el decorado de un determinado ambiente. Para sofás con respaldar bajo utiliza cojines que sobrepasen su altura y otros de formato más pequeño y alargado. Esto le dará movimiento.

Cinco importantes consejos:

1. Elige diferentes tamaños para darle volumen y movimiento a una habitación, así evitarás sensaciones planas. Las medidas más comunes son 60 x 60 cm, 50 x 50 cm y 45 x 45 cm.

2. Se recomienda poner los acentos de color en los cojines y elegir un tono neutro para el sofá; de ese modo, se crearán contrastes.

3. Si el sofá o la silla tienen un tapiz con tramas, usa un cojín de un color entero para no saturar. También ten en cuenta esta recomendación cuando tengas muchos adornos en un espacio, así no les restarás protagonismo.

4. Una forma sencilla de renovarlos es tapizarlos en dos telas diferentes, una en cada cara. Si te cansas de un color o diseño, solo tendrás que darle la vuelta.

5. Crea originales diseños para las fundas con la técnica del patchwork que consiste en combinar telas de diferentes tipos, colores y tamaños. Por ejemplo, usa terciopelo y jacquard, o cretona y lino.