Redacción EC

Amas leer, pero te parecen aburridos los clásicos libreros de varios niveles. Evita que estas piezas opaquen la , arriésgate con algunos diseños divertidos y novedosos.

Entre las ideas que puedes aplicar están las piezas recicladas. Las cajas plásticas de fruta son una excelente alternativa para colocar libros. Cuélgalas de manera horizontal en la parte superior de la pared. También puedes usar los carretes de madera (en donde se enrollan los cables) como mesa de centro o lateral y hacerle algunas divisiones para colocar los libros.

Si gustas de algo más industrial, pintar de negro o gris algunos tubos de metal y asegurarlos a la pared, te ayudaran a conseguir esa apariencia; los ángulos ranurados (piezas de metal perforadas) también sirven para este propósito. Algo más lúdico y arriesgado son los muebles multifuncionales, por ejemplo: sillas o bancas con espacio para las publicaciones.

Si no quieres desprenderte de tu clásico librero, prueba cambiándole de look. Anímate a usar un color claro u oscuro en toda la estructura y pinta de distintas tonalidades vivas el interior; también puedes pintar todo el mueble de un tono fuerte para que sea el centro de atención del espacio.

TAGS RELACIONADOS