La suma de espacios abiertos y trabajados en distintos niveles permitió que esta de 40 m2 disponga cómodamente de todos los ambientes.

El equipo ruso Int2 explica que el punto de partida fue ubicar las zonas por funciones. El área social que consta de sala, comedor y cocina se colocó en un mismo nivel y en forma de L; en tanto que la zona de descanso y trabajo se situó cercada y a unos centímetros más arriba del resto de los espacios.

Tanto el piso de esta zona como el medio muro divisor sirven como elementos de almacenaje. Saliendo de la cocina está la terraza, un ambiente que apuesta por el reciclaje. Aquí la mesa se hizo con tapas de madera de carretes. 

TAGS RELACIONADOS