Redacción EC

1. Evita alfombras o tapices de piel, pues representan a una naturaleza muerta y esto va en contra de los principios del feng shui. Se recomienda que estas sean de fibras naturales. En el caso de elementos decorativos, no utilices flores secas o de plástico.

2. Procura mantener tu casa sin objetos rotos o rajados. En el caso de las antigüedades, si son heredadas de forma involuntaria y no te agradan, es mejor no aceptarlas. Estos objetos podrían bloquear el paso de la energía positiva.

3. Las habitaciones que solo son utilizadas como almacén se impregnan de energía estancada. Lo mejor es encontrarles un uso y convertirlas en un espacio de lectura o relajación, una lavandería o una zona de juegos.

4. Las fotos contienen energía, por lo que se consideran imágenes estáticas que anclan determinada información en el tiempo. Por eso, es ideal poner a la vista imágenes que nos recuerden momentos alegres y que despierten paz y tranquilidad.

5. Los objetos o elementos con ángulos agudos no son recomendables, porque denotan agresividad. Dale una ligera forma curva a los acabados de las columnas y los filos de las paredes.

6. No dejes zapatos, maletas o aparatos eléctricos bajo la cama. Si necesitas guardar objetos, estos deben estar limpios, ordenados y deben tener relación con la cama como las sábanas, edredones y colchas. Esto recae en el principio de que cada elemento tiene un lugar idóneo.

TAGS RELACIONADOS