Redacción EC

Hace una semana, la conocida compañía sueca IKEA anunció que dejaría de fabricar su clásico modelo "Expedit", una serie de estanterías con compartimientos cuadrados que tienen las dimensiones ideales para coleccionar discos de vinilo y libros.

Luego de 19 años en el mercado, este modelo se ha convertido en una especie de "mueble de culto" entre los coleccionistas y diseñadores debido a su simpleza y versatilidad espacial, además de su precio asequible y facilidad de armado.

Estas razones fueron suficientes para que su anunciado retiro haya provocado el malestar e indignación entre sus más fieles usuarios, quienes no dudaron en crear una que hasta el momento tiene casi 25.000 seguidores.

LA RESPUESTA DE IKEA

Pero la firma sueca no tenía planeado dejar a sus clientes sin un modelo de reemplazo, por lo que han confirmado que pondrán a la venta la nueva estantería "Kallax", una versión casi idéntica que básicamente utiliza menos madera y es más delgada.

Pese a esto, los fanáticos del "Expedit" no piensan dejar que retiren su mueble favorito del mercado. Comentarios como El nuevo modelo es demasiado cruel con nosotros o incluso una versión propia del Padre Nuestro siguen apareciendo en su página de Facebook, que cada vez tiene más seguidores.