Redacción EC

Por Mónica Arrese

Hoy en día es posible encontrar una infinidad de alternativas para diseñar y decorar nuestra cocina. La arquitecta Débora Salzmann señala que se usa mucho un estilo marcado por los colores sobrios (gama de blanco, beige o gris), los cuales sirven como marco para poner acentos de color en accesorios u objetos decorativos. Además, abre paso para jugar con contrastes de color, sin dejar de lado la percepción de orden y limpieza. 

Disponga accesorios de acero inoxidable, para que soporten la humedad, las fuentes de calor y los rastros de grasa. 

Agregue lámparas colgantes que iluminen especialmente el centro del comedor de diario, para dar la sensación de espacio independiente. 

También predominan las cocinas abiertas (tipo americanas), que se integran a otros espacios como el comedor y la sala. En este tipo de ambientes, los muebles para almacenamiento son indispensables, ya que permiten ocultar desde electrodomésticos hasta objetos de limpieza. Para la arquitecta Giuseppina Cánepa, de Arq Studio, está entrando en boga el estilo minimalista, es decir, espacios amplios con  detalles marcados en blanco, gris  y  acero. También los  que ofrecen  un ambiente cálido  en colores arena con piezas de madera. 

 La campana debe instalarse a 50 o 70 cm de distancia de la cocina, dependiendo del modelo y la potencia. 

Juegue con el contraste de color en las puertas de los muebles de cocina. Si quiere que luzcan más ligeros, opte por puertas de vidrio.

LOS MATERIALES

La fabricación de los muebles, las puertas y las encimeras se orienta hacia el cristal o vidrio templado, el MDF, la melamina y las piedras naturales. Incluso, las puertas hechas de policarbonato. 

Los cerámicos con diseños llegan a la pared, sobre todo al espacio entre el lavatorio y los muebles altos. Diseño de Imobal. 

Si no quiere optar por revestir las paredes, utilice pintura óleo mate, ya que repele la grasa y se limpia con un paño húmedo.

Los polilaminados también se suelen usar, vienen en distintos colores y son fáciles de limpiar; un punto que resulta imprescindible en este espacio. “El material estrella –sobre todo para los tableros– es el cuarzo, cuyo uso ha supuesto toda una revolución por sus variados tonos y su buena resistencia”, destaca la interiorista Carol Labrín. 

El color blanco y los neutros ayudan a acentuar la luz y dan una sensación de limpieza. Diseño de Juan Carlos Domenack e hijo. 

Lee la nota completa y más notas interesantes en tu Semana Casa y Más.