Redacción EC

Decorar para no necesariamente implica grandes cambios. Hay varios estilos, unos más minimalistas que otros, para que cada uno elija el que más se adapta a sus espacios.

Aquí te mostramos algunas propuestas:

1.- Coloca calabazas. No es necesario que talles las calabazas y le des forma. Puedes adornaras con algunos accesorios y darle algunos diseños con pintura acrílica de color blanco y negro. Una vez secas las puedes colocar afuera de tu casa o dentro de ella.

2.- Felpudos temáticos. Si no quieres o no tienes tiempo de hacer o crear las decoraciones de Halloween, entonces puedes comprar felpudos temáticos para adornar la puerta de tu casa. Es una forma de darles la bienvenida a tus invitados.

3.- Con latas. Las latas también pueden ser usadas para hacer algunas lámparas. Primero tienes que llenar la lata con agua y colócala en el congelador. Cuando esté congelada, dibuja una imagen con un plumón indeleble y luego colócala sobre una toalla. Toma un martillo y un clavo y perfora el diseño. Deja que el hielo se derrita y pinta la lata del color que más te guste. Finalmente, pon dentro de ella una vela y listo.

4.- Decora con murciélagos. Adornar con murciélagos es clásico y hacerlos no es complicado. Necesitarás espuma negra, tijeras, hilo de pescar, ojos saltones, pegamento y una perforadora. Traza y corta los murciélagos utilizando una plantilla, luego pega los ojos con pegamento y perfora un agujero en la parte inferior para colocar el hilo de pescar. Estos adornos los puedes amarrar afuera de tu casa o dentro de ella.

5.- Bolsas de dulces. No todo tiene que ser para decorar la casa, también puedes entrar en el ambiente de Halloween, dándole a los niños los dulces de forma distinta. Puedes meter caramelos y chocolates en guantes de plástico y amarrarlos con una cinta.

TAGS RELACIONADOS