Redacción EC

Son los muebles idóneos para cualquier espacio, pues pueden armarse como piezas de rompecabezas en lugares amplios o pequeños, e incluso en ambientes de formas irregulares en donde no se adecúa el mobiliario estándar.

La arquitecta Olenka Marquina comenta que debido a su practicidad, los modulares se usan en todos los ambientes. Podemos verlos como centros de entretenimiento, bibliotecas, gavetas, mobiliario de cocina, etc. Están hechos de madera, MDF, melamina, entre otros.

Las piezas pueden ser del mismo material o tener un distinto color o acabado por módulo, logrando así un diseño divertido e irregular. La arquitecta Melissa Fernández indica que también es posible usar materiales reciclados, como madera de demolición o cajas antiguas.

OBJETOS IRREGULARES

Para generar distintos volúmenes y darle movimiento a la decoración, busque que cada módulo tenga una profundidad diferente. Para imprimir dinamismo al espacio, puede tener bloques con puertas y sin ellas. En los abiertos, se colocan adornos, fotos u otros objetos decorativos.

Marquina indica que los modulares se instalan apilados o unidos entre ellos, también anclados a la pared. En este último caso, se debe perforar el muro e introducir un tarugo para, finalmente, atornillar el módulo al tarugo.

TAGS RELACIONADOS