Redacción EC

A inicios del nuevo milenio, Jennifer Aniston y Brad Pitt conformaban una de las parejas más asediadas de Hollywood. Durante esa época, los actores vivieron en una preciosa en Beverly Hills, Los Angeles, hasta que se divorciaron en el 2006.

Según The Wall Strret Journal, esa misma propiedad está hoy a la venta por US$ 50 millones. Aún se mantienen las remodelaciones que hizo la pareja: suelos de mármol con calefacción, una sala de cine privada, bar con chimenea y detalles de madera.

▷ 
▷ 

La casa fue diseñada en la década del treinta por el arquitecto Wallace Neff. Cuenta con una torre octogonal, un gimnasio y una sala de estar que se abre a una gran piscina con terraza.

El actual dueño es un ejecutivo de la bolsa que busca venderla. Si quieres conocer más detalles de la mansión, solo recorre la galería de la nota.