No es necesario cambiar todo el mobiliario para darle una apariencia nueva a la ; para lograrlo solo debes utilizar pequeños accesorios o elementos que aporten color. Si la pared y el sofá  principal son de tono neutro, como blanco o arena, puedes usar dos acentos de colores diferentes o usar un mismo tono en distintas intensidades.

La tonalidad que quieres destacar puede ir en un sofá de un cuerpo o una butaca; la otra, en los cojines, pantallas de lámparas, tapices de las sillas o en las alfombras. Si el sofá de dos o tres cuerpos luce un diseño texturado de tonos fuertes, la arquitecta Elizabetta Arata indica que lo ideal es colocar dos cojines de la misma tela del sillón y dos de un color entero (de uno de los tonos predominantes del sofá).

Como los pequeños detalles también importan, es posible elegir floreros como centros de mesa, que pueden ser de vidrio de murano con tramas brillantes. Estos funcionan bien con un estilo clásico, vintage o ecléctico.

Si no quieres usar colores fuertes, mezcla distintas intensidades de tonos neutros. Ambiente de Cuatro en un Baúl. (Foto: Jaime Gianella)

Ambientes modernos

Para espacios contemporáneos y minimalistas, dispón adornos de formas geométricas también en tonos vivos. Para algo más urbano inclínate por los de metal. Los cuadros también son de gran ayuda al momento de agregar color al espacio. La arquitecta de interiores Johanna Tresierra señala que si la obra es llamativa, puedes usar marcos sencillos y de tonos claros. En el caso de que sea en blanco y negro o de una gama clara, coloca marcos de tonos intensos. Cuélgalos en la pared que quieras destacar.

Es recomendable determinar tres lugares estratégicos donde ubiques los accesorios, como repisas, mesas laterales o una mesa de centro. De lo contrario, el ambiente puede lucir desordenado. Los espacios deben transmitir la personalidad de quienes los habitan y para eso hay objetos que se convierten en tus aliados a la hora de agregar color a la sala. Anímate por un biombo, un teléfono de los setenta o alguna colección de fotografías. Hay una infinidad de posibilidades que puedes explorar con un poco de imaginación.

Repite las gamas de los muebles pequeños en los detalles de los cojines para lograr armonía. (Foto: Ikea)

 

TAGS RELACIONADOS