Cuando la sala tiene paredes y muebles de color neutro (blanco, beige, gris, marfil y crema) se convierte en un gran lienzo para incorporar accesorios coloridos y llenos de estilo. “Una alternativa para que estas piezas sean las protagonistas y la mezcla sea armoniosa, es elegir el elemento que dirigirá la paleta de color en el ambiente, el cual puede ser una alfombra, un cuadro, una escultura o algún detalle decorativo importante. Y a partir de este, replicar sus distintas tonalidades en tapices y otros accesorios”, acentúa la arquitecta Inés Sevilla. 

Un elemento que aporta fuerza y estilo a la sala son las cubiertas de los libros. Añade una cuota vintage al espacio, colocando sobre una silla de madera tres volúmenes antiguos y acompáñalos con un jarrón con flores en colores vivaces en la parte superior, para generar un contraste. En la mesa de centro combina los libros de fotografía y arte, de gran formato, con piezas de cristal y pequeñas esculturas que lleven sus tonos.

Estancias originales
Si tu sala tiene cuadros con marcos clásicos, píntalos de color negro o un tono vivo, como turquesa, fucsia, amarillo o verde, para conseguir un look más actual. También puedes alcanzar un enfoque contemporáneo,  cambiando el marco por uno de formas lineales o tipo cajón, pintado en blanco. 

La interiorista María Cristina Martino señala que es posible refrescar una decoración rústica o clásica en la sala con adornos geométricos, mesas laterales sin tallado y cojines con estampados a rayas. Otros accesorios que ayudan a este propósito son los portarretratos de plata o cristal y las esculturas llenas de movimiento.

Si buscas brindar calidez a través de la deco, cambia el tapiz de los cojines de la sala. “Los colores que cumplen con  esta idea son los rojos, ocres, naranjas y amarillos. Realiza composiciones con otros de tonos neutros para no saturar la sala”, indica Inés Sevilla. Estos deben estar en combinación con algún detalle importante, por ejemplo, la gama de colores de un cuadro o una alfombra. 

La arquitecta Carla Cruz señala que si la sala es pequeña no debes agregar piezas decorativas en exceso. Además, ten en cuenta que no debes mezclar más de cuatro colores de distintas paletas en la sala. 

 

TAGS RELACIONADOS