Redacción EC

Las altas temperaturas del nos exigen refrescar nuestras casas para sobrellevar la estación más calurosa del año. Por ello, y sin perder el estilo, es necesario hacer algunos cambios en la que harán nuestros hogares más acogedores y frescos.

Yanela Osorio, diseñadora de interiores de Panorama Hogar, precisó que es importante no solo renovar los muebles, sino también darle vida a los que ya tenemos en casa.

1. Una habitación siempre se verá más amplia y fresca con un color claro en las paredes y adornos. A esto le puedes sumar el uso de flores decorativas, ya sean naturales o artificiales.

2. Los cuadros con tonalidades frías como azul, violeta y hasta turquesa también son una gran alternativa para refrescar tu decoración.

3. Si has decidido cambiar de muebles, debes saber que este verano la tendencia es minimalista. De preferencia en colores claros y que combine con la mesa de centro o del comedor.

4. En texturas te sugerimos los aterciopelados, pues es más refrescante y confortable. Si vives en un departamento, los seccionales o el tres, dos y una butaca son para ti.