Redacción EC

Estudiantes de Toulouse Lautrec crearon cuatro sillas innovadoras que buscan mejorar la calidad de vida de personas en estado de vulnerabilidad. De esta manera, tras varios meses de investigación, diseñaron mobiliarios con impacto social y ambiental, inspirados en personas con enanismo, esclerosis múltiple, lustrabotas de la tercera edad y otra que incluye un panel solar, pensada en escolares de zonas con poco acceso a luz eléctrica.

Estos 4 proyectos fueron desarrollados por 9 estudiantes de séptimo ciclo de la carrera de de Interiores y de quinto ciclo de la carrera de Diseño de Producto de la escuela Toulouse Lautrec, quienes fabricaron estos mobiliarios con ayuda de especialistas y docentes de la institución educativa.

Además de un diseño ergonómico, creativo e innovador, las sillas cumplen funciones específicas para cada problema en particular. Aquí te contamos un poco más de cada una:

1. Neurowalker. Se creó pensando en las necesidades de personas que sufren de esclerosis múltiple. Según cifras oficiales, 7 de cada 100 mil peruanos padecen de esta enfermedad degenerativa que afecta a la médula espinal y al cerebro. Este mobiliario busca ayudar a la movilización de las personas en momentos post crisis, ya que tiene la propiedad de convertirse en andador. Neurowalker es desplegable, ligera, de fácil transporte y rodante.

2. Varcre. Su concepto nace en base a los desafíos que enfrentan en su día a día las personas con acondroplastia (el tipo más común de enanismo). La finalidad de esta silla es incrementar su comodidad en la vida diaria y en los diferentes retos que se le presenta a este sector de la población, ya que la gran mayoría de lugares públicos en el Perú no está adaptado a las necesidades de personas de baja estatura. La silla es muy compacta y de fácil transporte.

3. Provit. Esta silla recoge la problemática que suelen enfrentar los lustrabotas de la tercera edad, como los aspectos ergonómicos y factores climáticos. De esta manera, Provit ha sido elaborada con materiales resistentes al clima y, además, permite que el lustrabotas desempeñe sus labores de una forma más cómoda, ya que el diseño le facilita tener momentos de descanso. Este mueble está hecho, principalmente, de tubos de acero, lino económico impermeable y madera. Además, es fácil de armar, desarmar y transportar.

4. Lampsi. Esta silla ha sido diseñada para escolares de zonas sin acceso o con acceso restringido al fluido eléctrico. Para ayudarlos a superar esa limitación, los alumnos de Toulouse Lautrec han incorporado una luminaria plegable que funciona a través de un panel solar ubicado en la parte inferior de la silla que cumple la función de una carpeta de estudios. Las piezas de Lampsi son desmontables, haciendo fácil su traslado a zonas de difícil acceso en nuestro país. Asimismo, se utilizaron formas y colores atractivos en su fabricación, para que resulte más atractiva para los niños.

Para Claudia Olivares, directora académica de Diseño de Toulouse Lautrec, estas creaciones son la materialización del compromiso en formar líderes creativos capaces de generar soluciones innovadoras a problemáticas actuales. “Los alumnos han creado estas sillas con el fin de generar un impacto positivo en la vida de personas que a diario afrontan situaciones complicadas, mejorar su calidad de vida y contribuir en su desenvolvimiento e inclusión social”, puntualizó.

TAGS RELACIONADOS