Redacción EC

En los últimos años nos hemos dado cuenta que no es necesario tener una enorme casa y o un gran departamento para vivir bien. Cientos de arquitectos y diseñadores se han enfocado en ofrecer otras opciones de vivienda más reducidas, económicas e incluso portátiles.

El es un proyecto creado por el estudio . Se trata de una casa rodante tan liviana que puede ser tirada usando solo una bicicleta, un auto o hasta un bote pues, al estar hecha de dos enormes tanques de agua de 3 mil litros cada uno, puede flotar.

La idea era aprovechar al máximo todos los materiales que se podían tener a la mano sin perder el estilo. Dentro tiene dos espacios que pueden ser compartidos por hasta tres personas con pisos de madera, ventanas, luces LED de energía solar y ventiladores.

El proyecto se presenta como una alternativa a los trailers pues permite al usuario llevarla a cualquier lugar fácilmente para acampar y disfrutar de la naturaleza.