Redacción EC

¿No te ha pasado que recibes una llamada y te es imposible escapar del bullicio para poder atenderla? En las ciudades de hoy, que son tan ocupadas y ruidosas, no es fácil encontrar un espacio tranquilo para poder conversar al teléfono.

Pensando en eso la compañía holandesa se unió con el diseñador y crearon la silla Firstcall que tiene la capacidad de aislar el ruido del exterior para proporcionar un espacio cómodo para hablar por teléfono en público.

La se inspira en la forma de un teléfono tradicional y está pensada para ser usada en caso se necesite hacer llamadas cortas. Algunos lugares donde pueden colocarse son oficinas abiertas, aeropuertos, terminales de buses, etc.

La Firstcall viene en 32 colores diferentes y puede personalizarse. La silla tiene un precio de 4 mil dólares y está de venta .