El arte no solo está en museos y galerías. Un simple paseo por la ciudad puede ponerte frente a muestras del talento de los artistas urbanos como , quien encontró en las bancas de las calles de Belén un lienzo en blanco para crear hermosos bordados.

La artista nacida en Jerusalén se encargó de cambiarle el rostro a las bancas de los espacios públicos. Usando pedazos de tela en desuso, se encargó de bordar a mano figuras de flores y hojas llenas de color como parte de un festival de arte.

 (Foto: Facebook Talya Adi)

(Foto: Facebook Talya Adi)

En una entrevista a la web , Talya cuenta que la inspiración para este proyecto nació de los agujeros de las bancas, pues le recordaban a las plantillas que usaba su abuela para bordar. Lentamente, los asientos se fueron convirtiendo en piezas de arte urbana.

La idea de Talya era que la comunidad también participara durante el bordado de las bancas. “Cuando los vecinos forman parte de algo, después están dispuestos a cuidar de él”, asegura. Así, durante el proceso, varias personas se acercaron a trabajar con ella.

 (Foto: Facebook Talya Adi)

(Foto: Facebook Talya Adi)

En los talleres que dicta la artista se trabajan con materiales reciclados para crear arte sostenible. “Muchas veces vemos cosas de diseño en la tienda y la verdad es que son muy fáciles de preparar. En mis talleres utilizo materiales que están disponibles en cubos de basura o que nos rodean como el cartón y la madera, para hacer cosas bellas”, explica.