Redacción EC

Estos muebles no fueron hechos a mano pero sí las armas con las que se elaboraron. es un diseñador que buscó una manera distinta de crear mobiliario e inventó un juego de tres pistolas que le dan un efecto diferente a cada pieza.

La primera dispara un material parecido al papel maché, la segunda le da una forma especial al plástico y la última funciona calentando peltre. Y si la textura no es suficiente, Shaw juega con colores intensos para hacer de los muebles aún más resaltantes.

Conoce más de los diseños de Shaw en esta nota.

TAGS RELACIONADOS