Redacción EC

Cientos de personas disfrutan de coleccionar diversos objetos ya sea como recuerdos de algo especial o porque son cazadores de verdaderos tesoros decorativos.

Ya sea botellas, tazas, espejos, lamparines o libros, todos tiene un enorme potencial para darle un toque personal a tu espacio. Si estás pensando en aventurarte y añadirlos a tu decoración, puedes tener estos consejos en cuenta.

Busca un tema 

Si ya tienes una colección, recuerda que no solo puedes buscar objetos iguales sino también coleccionar cosas de la misma época, de un solo color o con un estilo definido.

Asígnales un lugar

Recorre tu casa y busca un sitio donde puedas lucir tus cosas. Ten en cuenta aspectos como el tamaño y peso de los objetos para ver si es mejor colocarlos en repisas, sobre muebles o colgarlos de la pared.

Dale tu toque

Con el espacio ya designado, juega con tu creatividad. Reúne tus objetos según color, textura y tamaño para que logres una composición uniforme pero que se complemente al mismo tiempo. No te limites y da rienda suelta a tu imaginación.

Actualízate 

Sabemos que una vez que comienzas con una colección ya es difícil detenerse. Pero cada vez que busques nuevas cosas piensa en cómo podrías añadirlas a la decoración que ya tienes. Renovar lo que tienes expuesto le dará un aire fresco a tu espacio y hará más divertido el hecho de coleccionar.