¿Escuchar tanto de la Gioconda pero nunca poder verla ni siquiera en una foto? Esa es la realidad para millones de personas invidentes alrededor del mundo, a quienes se les dificulta el acceso al arte. Pero un equipo de diseñadores decidió cambiar esa situación con el .

(Foto: Unseen Art)

Unseen Art busca acercar las obras clásicas del arte a las personas con discapacidad visual por medio de impresiones . Las pinturas son transformadas en esculturas en tres dimensiones con relieve, para que los invidentes puedan tocarlas y descubrir los detalles que todos los demás ven a simple vista.

El diseñador finlandés Marc Dillon está detrás de Unseen Art y busca llegar a la mayor cantidad de personas, ya sean museos o coleccionistas de arte. La reducción del precio de las impresoras 3D lo impulsó a realizar este proyecto, cuyo plan es también crear un archivo online con modelos que puedan ser descargados e impresos fácilmente.

(Foto: Unseen Art)

Dillon viene realizando una campaña en con la que pretende recaudar la mayor cantidad de fondos para hacer realidad su proyecto y ayudar a millones de invidentes en el mundo. “El impacto global de Unseen Art es que las personas con discapacidad visual puedan experimentar la inspiración, educación y sentimientos que el arte provoca”, explica.

 

TAGS RELACIONADOS