Loeb acabó segundo en el Dakar 2017. (Foto: Red Bull)
Loeb acabó segundo en el Dakar 2017. (Foto: Red Bull)
Ricardo Vílchez

Se despertó un gigante. Sebastien Loeb ganó la segunda y muy complicada etapa del Rally 2019, jornada que se desarrolló entre Pisco y San Juan de Marcona con un especial de 342 kilómetros netamente de desierto donde el francés sacó a relucir su experiencia y la potencia de su Peugeot 3008 DKR.

El francés, que este año decidió comprar los vehículos del equipo Peugeot para desarrollar su equipo, por ahora demuestra que fue buena la inversión de confiar en los ganadores del año pasado y se impuso en una etapa muy compleja.

El sudafricano de Villiers ganó el primer Dakar en Sudamérica en el 2009.
El sudafricano de Villiers ganó el primer Dakar en Sudamérica en el 2009.

Así el nueve veces campeón de rally demostró que cada vez está más acostumbrado a las dunas y va firme en el objetivo de ganar su primer Rally Dakar. Loeb marcó un tiempo de 03:26:53, ocho según dos más rápido que el Mini de Nani Roma, otro grande que se mete a la pelea.

Tras dos etapas, el líder de la general es el sudafricano Giniel de Villiers de Toyota, cuarto en esta etapa, quien lleva un tiempo acumulado de 04:32:45. A menos de un minuto lo siguen el Toyota del holandés Ten Brinke y los Mini de Roma y el árabe Al Rajhi, en ese orden. Loeb es quinto de la general. Sainz sexto, Al-Attiyah octavo, Despres noveno y Peterhansel décimo tercero.