Patricio Rubio llega a Alianza Lima como la esperanza de gol para el ataque que quiere formar el nuevo técnico Mario Salas. (Foto: Agencias)
Patricio Rubio llega a Alianza Lima como la esperanza de gol para el ataque que quiere formar el nuevo técnico Mario Salas. (Foto: Agencias)
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

No tiene pinta de ‘9′, tampoco físico de centrodelantero –grandote y fuerte–, pero vive del gol, lo que tanto necesita . El club íntimo tiene todo listo para anunciar a , quien arribará al Perú a cargar una mochila llena de rocas: convertirse en artillero blanquiazul, reto que pocos han logrado con éxito en los últimos años.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Jean Pierre Rhyner: el futbolista suizo que acelera sus trámites para jugar por Perú en el 2021

Mario Salas conoce muy bien a Rubio, ya que lo dirigió en el Barnechea de su país. En aquel equipo, Rubio logró su mejor temporada goleadora: 31 tantos. Aunque claro, lejos de la máxima división del fútbol chileno. Al sureño también se lo recuerda por los cuatro tantos que le metió a Sporting Cristal el año pasado, en la Copa Libertadores.

Con físico parecido al ex-Unión Comercio Cristian Bogado o Martín Arzuaga, colombiano que jugó en la San Martín, el fichaje del atacante de 31 años asoma interesante por los registros que presenta –buen remate de derecha, su pierna hábil, zurda y cabeza–, aspectos que deberá demostrar en el Perú. Ser el ‘9′ de Alianza nunca fue fácil, menos ahora. A los cambios de estilos que sufrió el equipo, se sumó la falta de finalizadores. Que Waldir Sáenz siga siendo el último goleador íntimo en un Descentralizado confirma lo que arrastran los blanquiazules hace más de 20 años.

Después del recordado ’10′, pasaron artilleros que destacaron aunque no fue suficiente. José Carlos Fernández, Roberto Ovelar, Mauro Guevgeozián, Lionard Pajoy, Mauricio Affonso y Kevin Quevedo sumaron buenas cuotas de gol. Rubio puede ser una solución a corto plazo en un plantel con entrenador nuevo. La otra opción es Federico Rodríguez, quien cumple más que Adrián Balboa con el perfil deseado por Salas. Igual, el uruguayo está lejos de ser ese ‘killer’ de club grande. Más, teniendo participación en Libertadores.

Mirando a futuro y pensando en el plan que se tiene en la institución (que la venta de jugadores sea el principal ingreso económico), el puesto de centrodelantero tendría que ser prioridad. El gol cotiza más, el mismo que Alianza no ha tenido en casa desde que se fue Waldir.

Hace algunas semanas Daniel Ahmed, jefe de Planeación y Desarrollo aliancista, aseguró que el proyecto que tiene a cargo “busca generar jugadores modernos”. En esta idea, la cantera victoriana deberá responder al fútbol actual, de salida limpia, juego corto y presiones altas. Se entiende que bajo esas intenciones, el gol no puede faltar. La tarea de los blanquiazules será generarlos a partir de sus delanteros, algo que por antecedentes asoma como tarea titánica.

MÁS EN DT...

VIDEO RECOMENDADO

Diego Alves respondió a Fernando Pacheco tras el título de Flamengo en el Campeonato Carioca