Andre Agassi confesó que consumió drogas en 1997, cuando todavía competía en el circuito ATP. (Foto: AP)
Andre Agassi confesó que consumió drogas en 1997, cuando todavía competía en el circuito ATP. (Foto: AP)
Eliezer Benedetti

No todo es color de rosa para una leyenda del tenis, o al menos no para Andre Agassi. El que fuera ganador de ocho Grand Slams ha visto cómo su carrera se ha manchado luego de que en el 2009 contara que lo encubrieron un caso de dopaje en el que dio positivo. No todo terminó ahí. El tema ha vuelto a tocarse con la misma tensión que hace más de 10 años. El extenista chileno, Marcelo Ríos, descargó todo contra Agassi y la ATP, porque asegura que no fue una sino hasta en cuatro oportunidades que el ente tenístico mundial protegió al ‘Kid de La Vegas’.

“La ATP es la m... más grande que existe”, dice Ríos con total crueldad al diario chileno “La Tercera”. Desde Estados Unidos, donde actualmente vive quien fue uno de los mejores tenistas en la historia del país sureño, rememoró algunos hechos que le fastidiaron mucho mientras jugaba en el circuito ATP.

El chileno se muestra tal cual es, sin pelos en la lengua. Siempre dejó en claro lo que piensa sin importar lo que puedan decir los demás. “Lo atraparon cuatro veces y la ATP lo tapó porque era Agassi y el tenis se iba a la m... Ellos sí que son una m..., todos gringos”, señaló el ‘Chino’.

Las acusaciones son graves, pero Agassi ya confirmó una. Tras la publicación de su libro autobiográfico, el estadounidense confesó que en 1997 consumió metanfetamina, una droga sintética que es mayormente conocida como ‘cristal’. Estamos hablando de una de las peores etapas en su carrera, tras mostrar un pobre juego que lo llevó a estar fuera del top 100.

“Slim está estresado también... Me dice: ‘¿Quieres volar conmigo?’ ¿Con qué? Gack. ¿Qué demonios es Gack? ‘Crystal meth’. ¿Por qué lo llaman Gack? 'Porque es el sonido que haces cuando estás volado… Te hace sentir como Superman, amigo”, narra Agassi en el libro la forma en la que ocurrió ello.

Entonces, el estadounidense aceptó consumir la droga. La culpa lo carcomió después con mucha facilidad. Había puesto toda su carrera en juego y solo le quedaba mentir como única salida. Luego de recibir una llamada de un médico que trabajaba en la ATP, quien le informó que no había pasado la prueba antidopaje, Agassi confesó haber escrito una carta a la ATP que estaba “llena de mentiras, mezcladas con medias verdades”.

Agassi había culpado a su asistente Slim de lo sucedido. El estadounidense dijo que tomó una bebida accidentalmente, que estaba mezclada con droga. Entonces, la ATP retiró la prueba positiva y archivó el caso para que no salga a la luz. Aunque fue inevitable por los rumores que ya corrían en ese tiempo.

El ‘Kid de Las Vegas’ solo ha confesado que pasó una vez. Sin embargo, Marcelo Ríos asegura que hubo otras tres veces más. Sea como fuere, en tiempos en los que no existía la Agencia Mundial de Antidopaje (AMA), que se creó en 1999, era más fácil burlarse de esos controles. Además, recién desde el 2006, la Federación Internacional de Tenis (ITF) es la que se encarga de los controles antidopaje en el tenis masculino.

CONTROL MÁS RIGUROSO

la creación de la Agencia Mundial de Antidopaje en 1999 ha sido fundamental para llevar un control más riguroso en el mundo del deporte. Cada año existen menos casos de dopaje en los atletas gracias a esta institución. Sin embargo, es algo con lo que no todos están de acuerdo.

Se realizaron más de 2,000 controles anti dopaje en laboratorios acreditados por la WADA. (Foto: Reuters)
Se realizaron más de 2,000 controles anti dopaje en laboratorios acreditados por la WADA. (Foto: Reuters)

El mismísimo Rafael Nadal ha mostrado su disconformidad en varias oportunidades. “Es un atentado contra la privacidad de los deportistas”, considera. El balear, sin embargo, no deja apostar por un deporte más limpio, aunque señala que hace falta mayor confianza.

“Nosotros tenemos un régimen de controles antidopaje que es una brutalidad. Yo tengo que decir los 365 días del año dónde voy a estar y tengo que reservar una hora de cada uno de estos días para el control antidopaje. Todos los días esté donde esté”, señaló una vez Nadal.

Rafael Nadal no está muy de acuerdo con los controles antidopaje
Rafael Nadal no está muy de acuerdo con los controles antidopaje

Y es que el mallorquín está seguro que “no hay ningún deportista de élite que esté compitiendo y se dope”, lo cual considera que “es imposible a día de hoy". No obstante, es necesario considerar que, principalmente, esta situación se ha revertido gracias al riguroso control de la AMA.

Ya no es fácil ocultar un dopaje como antes sí lo fue. Es necesaria la competencia de alto rendimiento sin antes haber consumido algunas sustancias prohibidas. Por ello, la AMA realiza miles de pruebas anuales de orina y sangre para cualquier deportista en forma aleatoria, aunque algunas veces de manera directa, sin previo aviso.

La regulación es constante. Solo pueden estar presente en el cuarto de aseo el deportista y un agente de control del mismo sexo. Para el examen de orina es un poco más complicado. El volumen mínimo para la prueba es de 90 ml. De no alcanzar esa cantidad, se debe esperar a que el deportista orine de nuevo.

Además, los atletas deben quitarse las prendas desde las rodillas hasta el medio torso para que el agente de control pueda observar directamente la salida de la orina. Finalmente, tras dividir la muestra en dos recipientes, estas se destinan a un laboratorio acreditado por la AMA, que luego informará los resultados de los análisis a la organización

Para la muestra de sangre es más fácil. Como máximo el número de intentos de extracción que se le puede hacer al deportista son tres. Luego, el procedimiento de la entrega de las muestras y resultados es el mismo.

Cabe señalar que hay sustancias que están netamente prohibidas para cualquier deporte. Por ejemplo, los esteroides anabólicos, puesto que suponen ventaja en cualquier competición. Sin embargo, hay otras sustancias como lo betabloqueadores que son sancionadas únicamente en la competencia de ciertas disciplinas, como el tiro con arco. Ahora, los deportistas tendrán que pensar dos veces si es que desean consumir este tipo de sustancias.

Aunque las acusaciones de Marcelo Ríos contra Andre Agassi y la ATP no pueden ser comprobadas hoy, es evidente que estos son otros tiempos. Hacer trampa en el deporte es cada vez más complicado. Y el ‘Kid de Las Vegas’ ya quedó marcado por ese incidente, como también cayeron deportistas como el ciclista Lance Armstrong y el velocista Ben Johnson.

MÁS EN DT

TE PUEDE INTERESAR