Así se jugó el Boca-Godoy Cruz, sin público en Mendoza. (Foto: Boca)
Así se jugó el Boca-Godoy Cruz, sin público en Mendoza. (Foto: Boca)
Ubaldo Villalobos Vidal

Cuando los serios problemas amenazan a un país o al mundo, la unión debe prevalecer. Argentina es esquivo a esta premisa y el fútbol no se detiene. Pese a que tras el fin de semana ya Brasil, Chile y Ecuador decidieron parar el balón, como había sucedido con las otras ligas sudamericanas, en la nación albiceleste las autoridades insisten en que la actividad continúe. River Plate decidió no jugar su encuentro ante Atlético Tucumán por la Copa de la Superliga y se anuncian castigos, mientras el presidente Alberto Fernández avala que el deporte rey no se detenga, pero que se juegue a puertas cerradas y sea televisado por señal abierta.

Boca jugó en Mendoza ante Godoy Cruz de Cartagena.
Boca jugó en Mendoza ante Godoy Cruz de Cartagena.

La decisión del cuadro millonario de no jugar el fin de semana trajo consigo algunas opiniones respecto al caso. Las sanciones son claras: deducción de puntos, una multa de 1.575.000 de pesos si se toma el valor tope de las entradas populares, que es de 700 pesos. En 15 días se conocería la sanción, pero el club se ampara en que “River hizo lo que correspondía y es un tema cerrado”.

El presidente de Lanús, Nicolas Russo, no pensó igual que los bonaerenses y criticó esta medida. “Actitudes individualistas como las de River no llevan a nada (...) Esto es día a día, nadie sabe qué va a ocurrir más adelante. Las decisiones no las podemos tomar nosotros. Lo mejor que podemos hacer es escuchar a los que entienden y tomar las prevenciones del caso”.

Marcelo Tinelli, presidente de la Superliga, también se opuso a la decisión de River. “La actitud adoptada unilateralmente por un club integrante de la Superliga será pasible de sanciones. Los reglamentos rigen la competencia y todos los sectores deben subordinarse a ellos”, explicó.

River no abrió su estadio para jugar ante Tucumán. (Foto: La Nación / GDA)
River no abrió su estadio para jugar ante Tucumán. (Foto: La Nación / GDA)

SOLO PARA SUSCRIPTORES

A FAVOR DE LA PARALIZACIÓN

Diego Armando Maradona, hoy técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata, apoyó muy a su estilo la decisión millonaria a pesar de estar identificado con el eterno rival del club de sus amores Boca Juniors. “Mirá que a mí las gallinas no me van, pero si los jugadores toman esa determinación, los voy a bancar a morir”.

Gonzalo Martínez, exjugador de Huracán y River Plate y actual futbolista de Atlanta United, expuso su solidaridad. “Fuerza a todos los jugadores del fútbol argentino!! Una vergüenza que los tomen como un entretenimiento y no sean cuidados como cualquier argentino en esta situación tan complicada!!!”, manifestó el ‘Pity’ en sus redes sociales.

Ramiro Funes Mori, actual jugador de Villarreal de España, vive una situación más complicado ya que el brote en el país europeo se muestra mucho mayor, pero tampoco en manifestar su molestia a la continuidad del fútbol argentino. Cuidemos a los jugadores del fútbol argentino. Son personas no robots”.

Otro que mostró una enorme desazón fue Ricardo Centurión, que el pasado fin de semana tuvo de jugar con Vélez Sarfield y dijo lo siguiente: “Aunque se haya jugado este partido yo sigo sosteniendo lo mismo. Nos sobrepasó, nos sobrepasó a todos. Sentimos que por momentos también fuimos utilizados para arrancar este torneo (...) Fue muy difícil concentrarse, somos profesionales y lo hablamos antes del partido que teníamos que meternos totalmente de lleno. Pero bueno, nos ganaron por la mínima diferencia y hay que seguir adelante".

En redes sociales también se manifestó:

EL FÚTBOL SIGUE

El presidente del país, Alberto Fernández, declaró encontrarse a favor de la no suspensión de la liga argentina. “Si no me equivoco, decidió no jugar porque en su plantel apareció un caso sospechoso. Y cerró las instalaciones del club. Sé que hay una disputa entre River y los otros clubes, y quisieron cargar en River una actitud individual que tuvo por un caso de un jugador de la Reserva (...) Me parece que si el fútbol, como cualquier espectáculo que nuclea gente, quiere jugar a puertas cerradas, espléndido. Y si la televisión accede a transmitir aun a quienes no tengan codificado, espléndido".

Los máximos entes del fútbol albiceleste no quieren que la actividad profesional se detenga. Es claro que existen argumentos económicos que los obliga a cumplir con el calendario establecido. Por ello, es curioso que los capitanes de los clubes argentinos deseen paralizar la competencia mientras que el propio presidente de Futbolistas Argentinos Agremiados, Sergio Marchi, aclara que no hay motivos para suspender las actividades. “Si sugieren eso, que los futbolistas tampoco entrenen y se vayan a sus casas. También tendrían que parar las otras actividades en el país”, explicó Marchi.

Se rumorea que en las próximas horas se haría oficial la paralización, pero hoy se juega a puertas cerradas los partidos entre Lanús - Argentinos Juniors y Rosario Central - Colón. Por lo pronto, mientras cada uno defiende sus propios intereses, se anuncia una reunión en AFA de los presidentes de los clubes profesionales y dirigentes de la Superliga para determinar las acciones a seguir.

MÁS EN DT...

VIDEO RECOMENDADO