Amadeo Carrizo y Lev Yashin se llevaron todos los flashes en aquella noche que se enfrentaron en el viejo Estadio Nacional. (Foto: AP)
Amadeo Carrizo y Lev Yashin se llevaron todos los flashes en aquella noche que se enfrentaron en el viejo Estadio Nacional. (Foto: AP)
Kenyi Peña Andrade

Era la noche del 5 de febrero de 1969 y las calles aledañas que rodeaban al viejo Estadio Nacional estaban repletas de gente. Niños, mujeres, hombres y ancianos, que mostraban orgullosos la camiseta blanquiazul, corrían presurosos para que el reloj no les ganara la partida. Con el espectáculo que estaba por darse sobre el césped del coloso de José Díaz, por supuesto que era justificable la ansiedad y los nervios que manifestaban en su andar. Perdérselo hubiera sido un pecado imperdonable. El Alianza Lima de ‘Pitín’ Zegarra, Teófilo Cubillas, ‘Perico’ León y otros tantos cracks de la época, iba a ser reforzado nada menos que con el argentino Amadeo Carrizo en el arco, un ícono de la historia de River Plate y del fútbol mundial. ¿El rival? Nada menos que el temible Dinamo Moscú de Lev Yashin, la famosa 'Araña Negra´ quien, por esas cosas del destino, partió al cielo también como Carrizo un 20 de marzo, aunque tres décadas antes. Marcarle un gol al infranqueable arquero ruso tenía un valor agregado para un atacante en aquel momento. Para aquellos que vivían de romper redes, era como vencer a un monstruo de tres cabezas.

Primero, habría que desmenuzar el grado de importancia que tenía ver frente a frente en una misma cancha al alfa y el omega de las porterías de los sesentas y setentas. Antes que aparezcan los Manuel Neuer, Ederson, Alisson, Marc-André ter Stegen y otros tantos arqueros que arrancan halagos en la actualidad por tener un gran juego con los pies, Carrizo ya hacía lo mismo pero hace más de 40 años. El argentino, que tapó por más de dos décadas seguidas por River Plate, fue el gran pionero de este estilo. Luego le siguieron los pasos arqueros del renombre del ‘Loco’ Hugo Gatti y el colombiano René Higuita.

Una de las extravagancias de Carrizo era descolgar el balón con una mano y luego colocarlo en el pecho para salir jugando. (Foto: AP).
Una de las extravagancias de Carrizo era descolgar el balón con una mano y luego colocarlo en el pecho para salir jugando. (Foto: AP).

Su contendiente de aquella noche de ensueño no necesitaba mayor presentación. Yashin venía de atajar en los mundiales de Suecia, Chile e Inglaterra y se alistaba para atajar en México 70. Además, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1956 y la primera Eurocopa en 1960. El soviético era considerado el mejor arquero del mundo. Salvando las distancias, es como si hoy Gianluigi Buffon se parara bajo los tres palos del arco sur de Matute para tapar por Alianza Lima, y enfrente estuviera el Barcelona de Ter Stegen. Así de alucinante e increíble.

Palmarés de Amadeo Carrizo con River PlateAño
Primera División1945
Primera División1947
Primera División1952
Primera División1953
Primera División1955
Primera División1956
Primera División1957
Copa Ibarguren1952
Copa Aldao1945
Copa Aldao1947

“Yashin vs. Carrizo,hoy en el Nacional”,"Alianza con Carrizo en el arco enfrenta al Dinamo","Yashin hoy frente a delantera de Alianza en el Nacional" decían algunos de los titulares de los medios de comunicación en la previa. A la hora de la verdad, el duelo estuvo a la altura de lo esperado: fue un manjar, futbolísticamente hablando. Los rusos, espigados de 1,85 m. en promedio y con una expresión de seriedad imperturbable en el rostro, saltaron a la cancha bajo la atenta mirada de los asistentes. Estos, en vez de pifiarlos, solo atinaron a guardar un silencio sepulcral en muestra de respeto. Era un equipo poderoso, temido por ese entonces en el fútbol europeo y se paseaba por el mundo ganándole a los rivales más pintados de la época para sacarle brillo a sus títulos: diez de liga y tres de copas soviéticas. Además, era la base de la selección de la Unión Soviética. Era un equipo durísimo por cualquier ángulo desde donde se le observara. Cuando los íntimos saltaron al campo se produjo un estallido de júbilo. Pero no solo era emoción, había confianza de la gente en hacer un buen papel y hasta se esperaba un triunfo. La afición sabía que este Alianza tenía con qué fajarse ante este gigante del Viejo Continente.

La famosa revista "El Gráfico" destacó que se enfrentaban Yashin vs. Carrizo en un partido. (Foto: AP)
La famosa revista "El Gráfico" destacó que se enfrentaban Yashin vs. Carrizo en un partido. (Foto: AP)

DE PODER A PODER

El técnico brasileño Marinho RodrIgues mandó el siguiente onceblanquiazul: Amadeo Carrizo, Demetrio Mazzo, José Gonzales, José Nagel, Rodolfo Guzmán, José Lugo, Víctor Zegarra, Teófilo Cubillas, Julio Baylón, Pedro León y Luis Martínez. Apenas se dio el pitazo inicial por parte del juez nacional Edison Pérez, los atacantes victorianos se fueron a encimar a los centrales rusos. Pero no fue hasta los diez minutos en que por fin Baylón pudo romper a la defensa del Dinamo. Sin embargo, alargó mucho el balón y le dio la posibilidad a Yashin de salir y arrojarse a sus pies para quitarle la ilusión de gol al puntero aliancista. El arquero europeo ya comenzaba a mostrar sus credenciales.

La gente que acudió al Estadio Nacional en aquella oportunidad quedó maravillada con el gran partido que presenció. (Foto: AP)
La gente que acudió al Estadio Nacional en aquella oportunidad quedó maravillada con el gran partido que presenció. (Foto: AP)

Luego, un centro de ‘El Chueco’ Guzmán fue desviado por ‘La Araña Negra’ y el balón le quedó a ‘Perico’ León para que lo fusilara. Era gol, la gente ya lo cantaba pero Yashin se impulso desde el piso cuando estaba caído y con ambas manos le quito el grito a ‘Perico’. A esas alturas, el ruso ya era la gran figura del partido. Del otro lado, Carrizo observaba atentamente mientras hacía una especie de trote en su misma posición para no enfriarse. Entonces le tocó su turno de presentarse ante la hinchada aliancista: a los 27 minutos se produjo un penal a favor de los soviéticos. No obstante, pese al esfuerzo del argentino, Larin con un potente remate adelantó a la visita. Los abucheos no tardaron en bajar desde las cuatro tribunas.

Palmarés de Lev Yashin con el Dinamo MoscúAño
Copa de la URSS1953
Primera División1954
Primera División1955
Primera División1957
Primera División1959
Primera División1963
Copa de la URSS1967
Copa de la URSS1970

En el arranque del segundo tiempo llegaría un baldazo de agua fría. Siomin marcó el segundo al quedar solo ante Carrizo y fusilarlo para poner el 0-2 a favor de Dinamo. Entonces, en el peor momento aliancista, creció la figura del argentino. El golero le pedía a sus defensores que se lancen al ataque y le daba las indicaciones que él se haría cargo de la salida limpia desde el fondo. Y así fue. Ante el asombro de la gente, Carrizo se encaraba de iniciar todos los ataques íntimos. Alianza perdía, pero el show que estaba entregando el argentino era digno del aplauso. Sus saques tenían la precisión de un cirujano y les ponía el balón prácticamente en el pie a ‘Pitín’, Cubillas y Baylón.

FINAL DE PELÍCULA

El Dinamo de Moscú era uno de los equipos más fuertes del fútbol europeo por ese entonces. (Foto: AP)
El Dinamo de Moscú era uno de los equipos más fuertes del fútbol europeo por ese entonces. (Foto: AP)

Sobre el minuto 65, Cubillas hizo lo que quiso con la defensa del Dinamo y metió un pase en callejón para ‘Perico’. El atacante no perdonó y fusiló al portero Boliasnikov, quien reemplazó a Yashin, estableciendo el 1-2. En ese momento, Alianza lo había metido en su campo al Dinamo, Carrizo ya era un libero y Cubillas era el dueño de los ataques aliancistas. Así llegaría la tan esperada igualdad a los 77’. El ‘Nene’ se fue por occidente y habilitó a León que estaba fuera del área. Los rusos creyeron que ‘Perico’ devolvería la pared y decidieron seguir a Cubillas. Entonces León aprovecho el espacio, avanzó unos metros y despidió un zurdazo impresionante que venció la portería de Boliasnikov.. .Goooolazoooooo.

En los minutos finales, Alianza iría en busca del tan ansiado gol del triunfo pero nunca llegó. Aquella noche fue mágica para las 30 mil almas que abarrotaron el Estadio Nacional. Se enfrentaron dos de los mejores arqueros de la historia, uno de ellos defendió la emblemática camiseta blanquiazul y en la cancha se dio un verdadero partidazo. Fue el combo completo para una de las páginas más gloriosas que se escribieron en nuestras canchas.

TAMBIÉN FUE CREMA

Días después de tapar por Alianza, Carrizo se puso la camiseta crema para enfrentar al Corinthians de Brasil. (Foto: Fútbolperuanoblog)
Días después de tapar por Alianza, Carrizo se puso la camiseta crema para enfrentar al Corinthians de Brasil. (Foto: Fútbolperuanoblog)

Ese mismo año, tan solo días después, Carrizo se pondría la camiseta de Universitario para enfrentar al Cortinthians de Brasil. Sin embargo, aquella presentación, aunque fue igual de histórica, no tuvo las mismas luces que cuando defendió a Alianza. Los cremas cayeron goleados 6-2 y el exportero de River Plate no pudo estar al 100% de sus condiciones físicas.

Carrizo estaba con un dedo lesionado, pero demostrando la sencillez y caballerosidad que lo caracterizaba, aún así atajó. Su participación no tuvo mayor éxito y terminó siendo sustituido. Horas después, el Juan Aurich le alcanzó una propuesta para que ataje por los chiclayanos. Carrizo, ya casi en el retiro, no aceptó.

MÁS EN DT...

VIDEOS RECOMENDADOS