Pasaron 44 años para que España vuelva a conseguir una Eurocopa. La selección llegó como favorita para llevarse la máxima corona y lo hizo en la final frente a Alemania con un solitario gol de Fernando Torres. Dirigidos por Luis Aragonés, no renunciaron a su filosofía de juego y dos años después conseguirían el Mundial.

MIRA: El abrazo de siempre, el abrazo es contigo, Perú: el triunfazo ante Uruguay en la Copa del 2019

España fue dominante en aquella final y al cuarto de hora vio una Alemania frustrada. La zona defensiva no era el mejor punto de los ‘teutones’ y Fernando Torres buscó ganar la espalda de los centrales para anotar.

Alemania mostró reacción en la segunda parte, pero España no dio su brazo a torcer y los cambios de Xabi Alonso y Cazorla ayudaron a mejorar el mediocampo que ya estaba ocupado por Xavi e Iniestra que tuvieron un inolvidable encuentro. Los germanos no pudieron más y España perdonó lo que pudo ser una goleada.

MIRA: El plan B después del fútbol: la decisión de estudiar cuando te alejas de las canchas

El árbitro italiano Rosetti pitó el final y Casillas se encargó de levantar una copa para toda España. Palop se acordó de Arconada, Ramos de Antonio Puerta que había fallecido hace poco. Luis Aragonés fue alzado por todos y se quedó en la historia.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER