La palabra de Lionel Scaloni tras la suspensión del Brasil vs. Argentina. (Video: TyC Sports)
La palabra de Lionel Scaloni tras la suspensión del Brasil vs. Argentina. (Video: TyC Sports)
Redacción EC

Papelón que da la vuelta al mundo. Pocos minutos después de haber empezado el juego entre Brasil y Argentina en el Neo Química Arena, el partido fue interrumpido debido a la presencia de autoridades brasileñas que intentaban intervenir a cuatro futbolistas de la ‘Albiceleste’.

Momentos de tensión se vivieron en la cancha, hasta la decisión de suspender el cotejo correspondiente a la sexta jornada de las Eliminatorias Qatar 2022. Uno de los personajes que vivió de cerca toda la situación fue el entrenador argentino, Lionel Scaloni.

“La verdad que a mí me pone muy triste, yo no busco ningún culpable, pero es muy triste lo que acaba de suceder. Sobre todo porque, si pasó o no pasó algo, no era el momento para hacer esa intervención. Y nos pone muy tristes, la verdad. Cuando tenía que haber sido una fiesta para todos y disfrutar de este partido de los mejores del mundo, termina en esto”, indicó en entrevista con TyC Sports.

“Me gustaría que la gente en Argentina entienda que, en este caso como entrenador, yo tengo que defender a mis jugadores, si entra gente diciendo que se lo querían llevar y lo querían deportar. En este caso, no hay ninguna chance porque en ningún momento a nosotros se nos avisó que no podíamos jugar el partido. Y bueno, el delegado de la Conmebol me dijo que nos vayamos al vestuario y eso hice”, añadió el estratega.

Por otro lado, Scaloni dejó en claro que existía voluntad de ambas partes de continuar el enfrentamiento. “No tengo mucho más para decir, solo vengo a explicar la situación. Que Argentina entienda de lo que ha sucedido, pone muy triste. Nosotros, en este caso, somos los damnificados. En el sentido de que queríamos jugar el partido, los jugadores de Brasil también querían jugar el partido. El espectáculo estaba para jugar”, sentenció.

El origen de todo

Las figuras de las dos máximas potencias futboleras de Sudamérica se batieron durante apenas cinco minutos en Sao Paulo hasta que un grupo de funcionarios de la agencia de salud de Brasil (Anvisa) ingresó al campo para hacer cumplir una orden de deportación contra el portero Emiliano Martínez, el zaguero Cristian Romero, el volante Giovani Lo Celso y el delantero Emiliano Buendía.

El cuarteto argentino, que juegan en el Aston Villa y el Tottenham de la Premier League, son señalados de haber violado el protocolo anticovid en su ingreso a Brasil. Ahora deben ser deportados, multados y sancionados, según dijo el director-presidente de la entidad, Antonio Barra Torres.