Tite buscará ser bicampeón de la Copa América con Brasil. (Foto: Agencias)
Tite buscará ser bicampeón de la Copa América con Brasil. (Foto: Agencias)
Marco Quilca León

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Cuando asumió como técnico de , el 21 de julio de 2016, el ‘Scratch’ venía de ser eliminado en la fase de grupos de la Copa América Centenario tras perder ante Perú en el último partido y se encontraba sexto en las Eliminatorias 2018. Nueve meses después, en marzo de 2017, fue la primera selección en el mundo en sacar su boleto para Rusia tras encadenar ocho victorias al hilo. Luego las empaló con tres triunfos más y un empate para cerrar las clasificatorias como líderes absolutos. En Rusia 2018 fueron eliminados por Bélgica en cuartos, pero desde entonces llevan 18 encuentros oficiales invictos (16 ganados y dos igualdades). Ganaron una (ante la ‘Bicolor’, como sinónimo de revancha) y ahora afrontarán su segunda final ante este sábado 10 de julio (7 p.m.).

LEE TAMBIÉN: Argentina vs. Brasil: La noche del millón de dólares en Lima que unió a Lionel Messi con Neymar

Adenor Leonardo Bacchi -su verdadero nombre- llegó a Brasil como un ángel caído del cielo. Aunque él prefiere darle crédito a su trabajo. Sostiene que se preparó muchos años para ser DT de su selección con experiencia suficiente por haber recorrido todo el país entrenando distintos equipos: once en total y dos en Emiratos Árabes. Además ganó siete títulos locales y cinco internacionales, contando el Mundial de Clubes con Corinthians de Paolo Guerrero en 2012.

Tite luego de ganar la Copa América 2019. (Foto: Agencias)
Tite luego de ganar la Copa América 2019. (Foto: Agencias)

Tite también se dio el tiempo de visitar a los directores técnicos más famosos, en especial al argentino Carlos Bianchi, a quien admira. “Antes del Mundial conversé con profesionales a los que admiro. Uno de ellos fue Carlos Bianchi”, sorprendió a la prensa. “Él me dijo que la virtud de un gran equipo era ser mentalmente fuerte y tener equilibrio. Él me puso ejemplos. Me quedó marcado. Me transmitió que no podemos tener euforia ni miedo a perder”, agregó.

Hoy, Tite es el símbolo de cambio en el fútbol brasileño que logró revertir la catástrofe del 7-1 ante Alemania en su propio Mundial del 2014, pudo ganar una Copa América y ahora va por el bicampeonato en el Maracaná y ante la selección del entrenador al que más admira.

Bromas de la selección

“Gatillo” y “gato”

Uno de los técnicos sudamericanos que más veces enfrentó Tite es Ricardo Gareca: siete veces. Cuatro veces por Copa América, dos por Eliminatorias y un amistoso. El saldo es ampliamente favorable para el brasileño con seis victorias y una única derrota que sucedió en un amistoso de 2019 en Estados Unidos. Tantas veces se vieron las caras y se estudiaron que saben cómo jugarse.

El ‘Tigre’, por ejemplo, usó por primera vez una línea de cinco defensores en las semifinales de esta Copa América para intentar contrarrestar el ataque de Brasil aunque sin éxito. Tite, por su parte, utilizó el “gatillo” y el “gato” en la final de la edición de 2019 para anular los avances de Perú y se llevó el título.

Selección brasileña: así realizan el "gatillo"

“Gatillo” y “gato”, dos palabras que suenan extrañas para muchos, pero no para el entrenador gaúcho. La selección brasileña, su selección, usa estos movimientos para generar espacios. Los jugadores se colocan bien abiertos por los extremos, pegados a la línea del campo de juego y cerca a los laterales rivales. Con esa amplitud se crean posibilidades de atacar con balones largos, un cambio de juego o un pase entre líneas.

Generando que esa línea de 4 defensores rivales tengan que abrirse y desordenarse. Así le da más espacio a Brasil para entrar por el medio o generar el uno contra uno donde siempre terminan ganando los brasileños por sus habilidades con el balón, sobre todo si es Neymar quien tiene el esférico en su poder. Pero en esa transición de ataque también es probable que rival recupere la posesión. Es ahí donde Brasil utiliza el “gatillo”. Según Tite esta palabra es típica en el fútbol brasileño y consiste en que el primer hombre que pierde el balón o que está más cerca de la acción, tiene que realizar la presión porque al hacerlo evita que se produzca un pase peligroso o que el rival tenga espacio para contraatacar.

"Gato" es uno de los movimientos característicos de las selección brasileña. Movimiento de los extremos tras pase largo de los laterales o volantes.
"Gato" es uno de los movimientos característicos de las selección brasileña. Movimiento de los extremos tras pase largo de los laterales o volantes.

Uno de los puntos más fuertes de Brasil es su peso ofensivo. Llegan al área rival lo más rápido posible. Una de las formas de hacerlo es gracias al “gato”. Este movimiento se utiliza en el futsal pero que ha sido adaptado al fútbol. Aquí toman el protagonismo los laterales que tienen que estar atentos a lo que hagan los atacantes.

Los laterales brasileños al recibir el balón giran rápido para tener un panorama general de la jugada. Seguido de esto entran en acción los extremos que realizan el “gato”, un movimiento que consiste en que uno de los atacantes amaga con retroceder como queriendo recibir un pase corto. Luego giran y buscan el espacio libre para recibir el balón en profundidad por parte del lateral.

Tite vs. Messi: ¿cómo frenarlo?

Tite tardó dos años en revelar la “fórmula” con la que frenó a Perú en la final de la Copa América 2019. En esa edición enfrentó en semifinales a Argentina, su rival en la final de este sábado. Otra selección a la que conoce muy bien luego de cinco choques y un saldo positivo: tres victorias y dos derrotas, estas dos últimas en amistosos. El técnico también sabe cómo jugarle a la ‘Albiceleste’ y cómo marcar a Lionel Messi.

En la conferencia previa al partido, al entrenador brasileño le preguntaron si tiene un plan para marcar Messi, si será en zona o con un hombre a hombre, y luego de una sonrisa, dijo: “Lo sé pero no te lo puedo decir. Nosotros no neutralizamos sino disminuimos acciones del adversario. No neutralizamos a nadie”. César Sampaio, ayudante de campo, se sumó: “Tenemos dos grandes exponentes en acción. Creo que la misma preocupación que nosotros tenemos con Messi ellos la deben tener con Neymar también. Así que hay un cambio, un ingrediente extra para un gran espectáculo”.

Lionel Messi disputó su primera final de Copa América en 2007: ante Brasil. Argentina perdió 3-0. (Foto: Agencias)
Lionel Messi disputó su primera final de Copa América en 2007: ante Brasil. Argentina perdió 3-0. (Foto: Agencias)

Esa consulta fue la última de la prensa, pero antes de levantarse de la silla y regresar a la concentración, Tite fue por más y dejó una broma al pasar: para completar, si ustedes me dicen cómo van a marcar a Neymar, yo les digo cómo haré con Messi.

El último encuentro oficial entre Brasil y Argentina fue en las semifinales de 2019. En aquel torneo, Leo estuvo lejos del rendimiento que tiene ahora: solo marcó un gol y dio una asistencia, mientras que en esta edición es el goleador con cuatro tantos y máximo asistidor con cinco pases-gol.

Pero pese a ello, la ‘Pulga’ fue el mejor de su equipo ante el ‘Scratch’. Aquel 2 de julio de 2019, en el Mineirao, el ’10′ lo intentó todo y desde todas las partes del campo. Fue el guía de una selección sin estructura colectiva y con un técnico -Scaloni- afrontando por primera vez un torneo grande. Y así así completó 33 pases (83% acierto), 1 disparo al palo, 4 pases clave, 7/8 regates completados y recibió cuatro faltas.

Los números de Messi ante Brasil en la semifinal de la Copa América 2019. (Foto: SafaScore)
Los números de Messi ante Brasil en la semifinal de la Copa América 2019. (Foto: SafaScore)

¿Cómo le irá esta noche en el mítico Maracaná? ¿Logrará al fin ganar un título con la selección absoluta de Argentina en el estadio que lo vio caer en el Mundial Brasil 2014? Dependerá de cómo esté la zurda de Lionel Messi. Porque cuando está inspirado, no hay táctica ni estrategia que lo detenga.

MÁS EN DT