Atlético de Madrid ganó 2-0 a Real Madrid por la Copa del Rey
Redacción EC

El sentido colectivo y un plan efectivo acercaron al a los cuartos de la final de la Copa del Rey con una victoria por 2-0 sobre el , contra las cuerdas a la espera de la vuelta en el Santiago Bernabéu y anulado en ataque por la firmeza de un impenetrable equipo rojiblanco.

Un gol de penalti de Raúl García y un cabezazo del uruguayo José María Giménez culminaron en el marcador el sólido planteamiento del conjunto local, inabordable atrás, potente en el despliegue y concreto arriba, tres cualidades que anularon el fútbol ofensivo del Real Madrid e impulsaron una buena ventaja para el Atlético de Madrid.



Nadie quiso riesgos ni nadie se fió de su rival. Todo estaba planificado a 180 minutos, entre la ida del Calderón y la vuelta de dentro de ocho días en el Santiago Bernabéu. Por el Atlético, compacto en defensa y largo, rápido y vertical a la contra, y por el Real Madrid, dominador sin profundidad, casi siempre en horizontal.

Todo el primer tiempo se movió en esos parámetros, agitados por momentos por alguna arrancada del francés Antoine Griezmann o Fernando Torres, por alguna internada por banda del equipo blanco y por las acciones a balón parado, como la primera del Real Madrid, con testarazo de Sergio Ramos y respuesta fenomenal de Jan Oblak.



Un sobresalto, a los 50 segundos, en un duelo de alta intensidad, constante fricción y fútbol con cuentagotas, enredado el Real Madrid en las apretadas líneas del Atlético, un bloque casi impenetrable cuando se junta en su campo, y desactivado en ataque el conjunto rojiblanco por la posesión rival... salvo en su veloz contragolpe.

Porque el Atlético, hoy sin el croata Mario Mandzukic de titular, una de las siete rotaciones en el once tipo local, trazó un partido similar a muchos del curso pasado, apoyado en su rigurosidad en la retaguardia y lanzado arriba por la zancada de Torres y Griezmann, que probó al portero costarricense Keylor Navas al cuarto de hora.

Nadie se aventuraba a un posible error atrás, como el que cometió Raphael Varane ante Griezmann, pero del que se rehizo el central con una formidable reacción, ni nadie arriesgaba más de la cuenta camino del intermedio con dos ocasiones más, una por bando: un remate de Raúl García salvado por Marcelo y un tiro centrado de Karim Benzema.

La prioridad era minimizar los daños en cada portería, no el gol en el otro área. Cada uno a su manera y cada uno con contados y tímidos momentos de rebelión contra la táctica, pero, ya consumidos los primeros 45 minutos, los dos con un juego plano, previsible y atascado en las defensas contrarias, por encima de los ataques.

Ahí tropezó Gareth Bale con sus conducciones, también por su falta de puntería en un remate iniciado el segundo tiempo; ahí chocó Fernando Torres, luchador, extra motivado y por momentos con una sensación de aceleración excesiva con la pelota en la hora que disputó del partido, y ahí terminaban las paredes, los envíos desde el medio campo y las combinaciones hacia el área hasta el minuto 57.

Un agarrón de Sergio Ramos a Raúl García, innecesario por la situación de la jugada, un saque de banda con la única opción de peinarla o controlarla de espaldas como mucho para el centrocampista navarro, terminó en penalti, transformado por él mismo para agitar el derbi, hoy una cita de suma paciencia hasta entonces.

La reacción en el banquillo del Real Madrid fue inmediata: Cristiano Ronaldo, a jugar. El desafío era imponente. Para el astro portugués, por lo poderoso que es el Atlético para aguantar su ventaja, y para el equipo rojiblanco por la fenomenal capacidad goleadora del atacante madridista en cualquier instante del juego.

No tuvo ni una sola opción Cristiano, apenas un lanzamiento desviado de falta, cuando el reto aún era mayor con el 2-0 del Atlético, un testarazo de Giménez a saque de esquina de Gabi, un golpe más para un Real Madrid irreconocible en ataque, sin pegada, sin ritmo, sin desborde y contra las cuerdas a falta de 90 minutos.

-Ficha técnica:

2 - Atlético de Madrid: Oblak; Gámez, Giménesz, Godín, Lucas; Mario; Raúl García, Gabi, Saúl (Arda Turan, m. 67); Griezmann (Mandzukic, m. 74) y Fernando Torres (Koke, m. 59).

0 - Real Madrid: Keylor Navas; Arbeloa (Carvajal, m. 83), Ramos, Varane, Marcelo; Khedira, Kroos, Isco; James (Cristiano Ronaldo, m. 63), Benzema (Jesé, m. 74) y Bale.

Goles: 1-0, m. 58: Raúl García, de penalti. 2-0, m. 76: Giménez cabecea un saque de esquina de Gabi.

Minuto 58: Gol de Raúl García de penal. 

Minuto 76: Gol de José María Giménez

Cristiano Ronaldo

MINUTO A MINUTO

PREVIA

A falta de comprobar qué efectos deportivos tiene el regreso de Fernando Torres al Atlético de Madrid, el fichaje del delantero provocó un enorme entusiasmo entre sus devotos, que volverán a llenar el estadio rojiblanco. Ya a su presentación acudieron 45.000 enfervorizados hinchas al coliseo atlético y ahora le toca a su técnico, Diego Simeone, decidir cuándo está listo para jugar.


El Real Madrid ya sabe lo que se va a encontrar delante y vive cada partido ante el Atlético de Madrid como un dolor de muelas. Nadie como Simeone sabe cómo desactivar el juego de los de Ancelotti, algo que el Atlético de Madrid ya demostró esta misma temporada con el triunfo 2-1 en Liga española en el Santiago Bernabéu.

Además, el Real Madrid generó dudas en su rendimiento con la derrota del domingo por 2-1 en campo del Valencia, que puso fin a su racha de 22 triunfos consecutivos. Por contra, el Atlético de Madrid no sufrió para ganar 3-1 al Levante y situarse a un punto de los blancos, todavía líderes de la Liga BBVA.

El Atlético de Madrid está ante un comprometido inicio de año, pues a su eliminatoria ante el Real Madrid deberá sumar el partido del domingo ante el Barcelona en el Camp Nou, correspondiente a la decimoctava jornada de la Liga española.

Por eso, es posible que Simeone toque algunas de sus piezas ante el Real Madrid. Así, concedió el lunes libre a jugadores como Mario Mandzukic, Tiago, Arda Turam y Gilherme Siqueira. Quizá los reserve para el duelo del Camp Nou.

Dando por segura la presencia en la delantera del francés Antoine Griezmann, en gran forma, la duda es ver si Simeone refuerza el mediocampo con Raúl García o si decide jugar con dos puntas, con el mexicano Raúl Jiménez y Torres como alternativas.


Más claro lo tiene Ancelotti, quien hoy confirmó que "va a jugar el once habitual", aunque también anunció que el costarricense Keylor Navas será su titular durante toda la marcha de los blancos en la Copa del rey.

El técnico del Real Madrid está pendiente de los problemas musculares de Sergio Ramos, aunque el central se entrenó hoy con todo el plantel. Es probable que el francés Raphael Varane ocupe su puesto para no forzar al español.

EL RESUMEN DE LA FINAL DE CHAMPIONS LEAGUE


Lo que no admite dudas es la presencia en la delantera de Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gareth Bale. Precisamente, el galés apareció como uno de los señalados en la derrota ante el Valencia por su individualismo, aunque Ancelotti mantiene plena confianza en él.

El entrenador del Real Madrid sabe a qué se enfrenta. "Nos conocemos muy bien. Es un equipo complicado, con experiencia, calidad... Contra el Atlético tienes que hacer lo máximo para ganar", explicó el preparador italiano en rueda de prensa.

El partido no debería ser muy diferente a lo expuesto por ambos rivales en los últimos tiempos. Así, se prevé un Atlético de Madrid muy agresivo desde el inicio, con la idea de presionar la salida de balón de los blancos, y el Real Madrid deberá exponer en la cancha si encontró un arma eficaz para resolver el laberinto defensivo propuesto por su rival.

 

Será un duelo grande, pues reúne al último campeón de Copa y al actual campeón de la Liga BBVA. Además, ambos fueron los finalistas de la última Champions League, conquistada por los blancos tras ganar 4-1 en la prórroga. No cabrá un alfiler en el Vicente Calderón.

Real Madrid y Atlético de Madrid se enfrentarán por en el partido 204 entre sí. Los blancos han ganado 106 veces, mientras que los 'colchoneros' en 50 ocasiones. Además el Real Madrid ha marcado 348 goles, mientras que el Atlético de Madrid 257. 

De esta forma el Real Madrid intentará recuperarse tras dos derrotas continuas ante el Atlético de Madrid, además de tres partidos sin poder ganar a los 'colchoneros'. El último triunfo blanco se dio en la final de la Champions League, cuando el equipo blanco ganó en los descuentos.

FUENTE: DPA

LEE TAMBIÉN...