Jean Michaël Seri tenía todo preparado para convertirse en la flamante incorporación del Barcelona. Sin embargo la ambición de los dirigentes del Niza truncó toda negociación. (Foto: EFE)
Jean Michaël Seri tenía todo preparado para convertirse en la flamante incorporación del Barcelona. Sin embargo la ambición de los dirigentes del Niza truncó toda negociación. (Foto: EFE)
Agencia AFP

Agencia de noticias

El centrocampista marfileño del Niza, Jean Michaël Seri, pretendido por el Barcelona antes de que las negociaciones se congelasen, reprochó con dureza a los dirigentes del club galo "no cumplir su promesa", mientras espera una resolución favorable.


En una entrevista publicada por el periódico barcelonés Mundo Deportivo, el internacional marfileño de 26 años explica que la operación, que parecía estar avanzada, no se concretó por las exigencias económicas del Niza.


"La causa de que se rompieran las negociaciones se debe a que las conversaciones entre los dos clubs fueron de mal en peor. Por lo que he podido averiguar, mi salida del Niza no se ha producido por razones financieras", explicó Jean Michaël Seri.


"Me prometieron una cosa y luego resulta que no cumplieron su promesa, pidiendo por mí más dinero del estipulado", acusó a Jean Michaël Seri a la directiva del Niza.


"Me fui a las oficinas del Niza a ver a los dirigentes para saber qué había ocurrido. ¡Entonces, exploté! Le aseguro que las paredes temblaron", añadió.


Según la prensa española, Seri tiene una cláusula que le permitiría abandonar el Niza por 40 millones de euros.


Pero la operación no se cerró, bien por un cambio en las preferencias del cuerpo técnico culé, o porque el Niza, sabedor de los 222 millones de euros ingresados por Neymar, pidió más de los inicialmente acordado.


El menudo centrocampista (1,68 m, 65 kg), a menudo comparado con Xavi Hernández, mostró no obstante su esperanza en que la situación de desbloquee. "Quiero ser optimista y pensar que todavía hay opciones", manifestó.

Fuente: AFP