Gerard Piqué mandó a guardar silencio a todos los seguidores del Espanyol luego de anotar el gol del empate en el derbi catalán. (Foto: captura de video)
Gerard Piqué mandó a guardar silencio a todos los seguidores del Espanyol luego de anotar el gol del empate en el derbi catalán. (Foto: captura de video)
Redacción DT

Gerard Piqué nuevamente es el protagonista de un duelo del Barcelona. Pero no precisamente por algún mal accionar, sino por darle el empate épico a los suyos ante el Espanyol.


Precisamente Gerard Piqué había cometido una desatención en defensa que le permitió a Gerard Moreno adelantar al Espanyol sobre el Barcelona en el derbi catalán.


Sin embargo, el defensor del Barcelona se hizo cargo de su error y a toda costa de equiparar el score. Logró su objetivo a través de un fuerte cabezazo tras un centro de tiro libre.


Luego de su conquista, Gerard Piqué corrió por un lado de RCD Stadium y mandó a callar a todos los aficionados locales con un gesto bastante polémico.