Piqué tocó el balón con la mano, no se cobró penal y se generó polémica (Video: ESPN)
Redacción DT

Gerard Piqué fue protagonista en el , por la semifinal de la Supercopa de España. El defensor culé marcó un gol que fue anulado por el VAR. Después, cuando el partido estaba empatado a dos tantos, desvió un centro de Morata con la mano, aunque el árbitro no decidió pitar penal.

Llegó la locura al final con un penal de Neto a Álvaro Morata. El delantero lo transformó. Hubo otro después por una mano de Piqué que el VAR vio pero que el árbitro no interpretó como tal.

Pero quedaba el final, en una escapada de Correa tras un error azulgrana. Encaró a Neto, tiró mal, pero el rechace rebasó la raya para evitar el clásico y llevar la final del domingo hacia un derbi madrileño.

Diez minutos de inspiración, de despegue, de locura, de un Atlético de Madrid hasta ese momento claramente superado, llevaron al equipo rojiblanco a la victoria ante Barcelona (2-3) y a la final de la Supercopa de España.