Graterol casi se equivoca y ocasiona el 2-0 de Bolivia vs. Venezuela. (Fuente: Movistar Deportes) <a href=""></a>
Graterol casi se equivoca y ocasiona el 2-0 de Bolivia vs. Venezuela. (Fuente: Movistar Deportes)
Redacción EC

La selección dirigida por César Farías estuvo cerca de convertir el segundo de la tarde en el Bolivia vs. Venezuela en el partido por las Eliminatorias. En primera instancia, el portero Joel Graterol se complicó con la pelota, pero luego se recuperó. Enseguida, Marcelo Martins tuvo el tanto en sus pies y falló.

La ‘Verde’, que se adelantó en cinco minutos gracias al goleador del equipo, controló las acciones y empezó a circular el esférico sin problemas. El conjunto local en La Paz retrocedió el balón hasta la aparición del guardameta Carlos Lampe, quien abrió por el costado con su compañero Diego Bejarano.

El marcador de Bolivia lanzó un pase largo hasta el campo de la Vinotinto. Entonces, Marcelo Martins corrió entre los centrales de la visita, pero la redonda cayó cerca del ‘1’, quien confiado salió a controlar todo. No obstante, el balón dio un bote que dejó en mala posición al futbolista venezolano.

Mientras la pelota parecía ingresar a las redes, Graterol consiguió recuperarse una manera increíble: el portero se lanzó, estiró la mano para sacar la de cuero y evitar la segunda caída de la jornada sobre el límite. Frente a la duda por saber si entró, la defensa del elenco llanero no reaccionó hasta conocer la decisión del árbitro.

Por su lado, el delantero Rodrigo Ramallo se adueño de la pelota para sacar un centro al área chica. En ese sector, Marcelo Martins ganó por arriba a los defensores y conectó con la cabeza. La pelota impactó en el posteo y, de esa manera, la selección de Venezuela se salvó por segunda ocasión en cuestión de segundos.

Para terminar con esa inesperada jugada, el defensor Mikel Villanueva echó la redonda fuera de la cancha. Mientras que Marcelo Martins reclamó con el juez, pues entendió que la pelota sí había superado la línea de gol. Más adelante, el árbitro y la repetición confirmaron la enorme jugada del portero Graterol.