Ciro Immobile tuvo una gran temporada 2013/2014 con Torino y le sirvió para salir de Italia. Sin embargo, no logró trascender en Borussia Dortmund y Sevilla. (Foto: Agencias)
Ciro Immobile tuvo una gran temporada 2013/2014 con Torino y le sirvió para salir de Italia. Sin embargo, no logró trascender en Borussia Dortmund y Sevilla. (Foto: Agencias)

El jugador de fútbol debe estar abierto a retos. El afán de migrar de su país para hacer un nombre en el exterior se convierte en una meta. Sin embargo, no todos logran acoplarse de la mejor manera y, para evitar perderse en el radar de su selección nacional, optan por volver. El caso de se adapta a la descripción. El italiano superó a y Robert Lewandowski y se convirtió en el ganador de la , solo que todos sus logros han sido en su país. Goleador con Pescara, Torino y ahora en Lazio, aunque sus pasos por Borussia Dortmund (Alemania) y Sevilla (España) fueron decepcionantes.

MIRA | Real Madrid vs. Manchester City: horarios, canales y posibles ausentes del duelo por Champions League

Borussia Dortmund

Immobile tuvo una espectacular temporada 2013/2014 con Torino en Italia. Esto le valió para atraer miradas de todo el mundo, siendo el fútbol alemán la primera aventura fuera de su país. Llegó al Dortmund y lo colocaron como uno de los posibles reemplazantes de Robert Lewandowski, quien ya había partido a Bayern Múnich. La presión por suceder con éxito al polaco al parecer influyó en el desempeño del atacante.

El mal inicio de temporada, la debilidad en la defensa y un mediocampo que no era preciso hizo recaer el peso en los nuevos refuerzos del club. Las expectativas eran altas, pero el fútbol mostrado era pobre. “Si un equipo empieza mal se bloquea mentalmente y le cuesta recuperarse. Fue un año difícil para los que ya estaban, pero mucho peor para los que recién llegábamos”, sostuvo Immobile en una entrevista.

Ciro Immobile llegó a Borussia Dortmund en la temporada 2014/2015 (Foto: AFP)
Ciro Immobile llegó a Borussia Dortmund en la temporada 2014/2015 (Foto: AFP)

Jürgen Klopp decidió hacer cambios en la plantilla y optó por la velocidad de Aubameyang en la Bundesliga. El italiano fue relegado aunque tuvo minutos en la Champions League, torneo en el que no desentonó. Pero el ser segunda opción, su ánimo se vio afectado. Luego solo jugó la DFB Pokal (Copa de Alemania). Para el segundo tramo de la temporada, el equipo resurgió, pero desistió de la ayuda del italiano. En total, anotó 10 goles en todas las competiciones de los 33 partidos que disputó.

“Hay que repartir responsabilidades. Yo no sabía alemán y de mis compañeros esperaba más ayuda. Durante el entrenamiento estaba con un traductor bilingüe. De verdad que es un idioma imposible, pero bueno, no se puede pretender cambiar la cultura de un país. Hemos sufrido mucho porque nunca recibimos ayuda, ni yo ni mi familia”, declaró en su momento.

SOLO PARA SUSCRIPTORES: ¿Estamos listos para el recambio generacional?

Su cesión a Sevilla se convirtió en un hecho. El afán de tener minutos y la poca adaptación en Alemania lo obligaba a cambiar de aires. Eso sí, Immobile no se llevó la mejor impresión de la Bundesliga, que lo desilusionó: “Creía que era más exigente”, declaró en su momento. Desde el punto de vista técnico de los entrenamientos y del juego, el delantero también disparó contra el fútbol teutón: “Poca táctica, poco gimnasio. Estaba todo centrado en la resistencia. Además, trabajamos mucho en pretemporada, pero muy poco entre semana. Los videos duraban 20 minutos nada más”, argumentó.

Sevilla FC

Al club español llegaba como reemplazo de Carlos Bacca que se marchó a Milan en la temporada 2015/2016. El reto seguía siendo no vivir a la sombra de un goleador, fracasando nuevamente. Sevilla era dominante en la UEFA Europa League y venía de ganarla. Este era uno de los principales puntos a favor para la elección del italiano. “Me gustaría quedarme varios años en Sevilla”, declaró en conferencia de prensa.

Tiempo después en una entrevista declaró que se sentía inútil: “Me sentía mal, tenía pocas oportunidades. En enero pensé en irme, pero Emery me pidió que me quedara. Al principio marqué dos goles de inmediato, pero luego Emery me sacó de nuevo y pensé: ‘Este no entendió una...’, y digamos que cuando no te sientes parte del grupo, todo es inútil”, confesó.

Llegada a Lazio

Immobile volvió sin muchas luces a su país para la temporada 2016/2017. El artillero buscaba protagonismo en un club con más historia y la misión del scudetto ante la supremacía de Juventus, parecía motivarlo. “Quería jugar en la Lazio a toda costa. Inmediatamente me encontré genial, me gustó el equipo y el entrenador. Vine después de Klose pero no cometí el mismo error que en Dortmund, donde había salido Lewandowski. Allí sentí la responsabilidad pero en Roma preferí no pensar en ello. La Lazio está destinada a permanecer en la cima en los próximos años”, contó en entrevista.

En su primera temporada disputó 41 partidos y anotó 26 goles contando Serie A y Copa Italia. A lo largo de las campañas fue incrementando su cuota goleadora y su titularidad se tornó indiscutible. Immobile encontró minutos en el equipo de Roma y la presente temporada es la mejor de su carrera. Con 35 goles está cerca de ganar la Bota de Oro, superando a Cristiano Ronaldo y Robert Lewandowski.

Dos temporadas claves en la carrera de Immobile

PESCARA (2011/2012)

Si bien es cierto, Ciro debutó en Juventus en la temporada 2009/2010, su paso fue poco trascendente y tuvo que migrar a otros equipos para ganarse un nombre y mostrar su capacidad goleadora. Immobile jugó cinco partidos con la ‘Juve’ -no marcó- y tampoco tuvo suerte en sus cesiones a Siena (seis partidos, dos tantos) y Grosseto (16 partidos, una anotación) en la 2010-11.

En Pescara de la Serie B encontró lo que buscaba: minutos. El delantero llegó cerca del cierre del mercado de fichajes. Su pase era duda debido a su inexperiencia e inestabilidad en los clubes en los que había jugado. Sin duda, fue un acierto. Immobile anotó 28 goles en los 37 partidos que disputó. Esta cantidad sirvió para el ascenso del equipo, que mostró un gran despliegue futbolístico, destacando también los nombres de Veratti y Lorenzo Insigne.

“Ciro llegó el último día de mercado. Tenía grandes cualidades, sobre todo físicas. Era muy explosivo, y con proyección, pero venía de marcar pocos goles. Pues bien, el míster le puso el primer día, recién llegado, marcó y ya no dejó de hacerlo. Fue decisivo para ganar muchos partidos”, recuerda Damiano Zanon, uno de los capitanes.

Torino (2013-2014)

Tras lograr el ascenso con Pescara, Immobile partió a Genoa para anotar 5 goles en 33 partidos. “Tenía un gran tiro y con los años ha mejorado su eficacia. Los números lo demuestran. Ojalá gane la Bota de Oro, lo merece”, contaba Marco Borriello, quien fue su compañero.

Ya en la temporada 2013/2014 fichó por Torino, club en el que completó una de sus mejores temporadas. Con el ‘Toro’ jugó 33 partidos y anotó 22 goles. Fue goleador de la Serie A y formaba una dupla letal con Alessandro Cerci, quien sería el máximo asistente del torneo.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

Agenda Fútbol: conoce la agenda de los partidos del sábado 1 de agosto del 2020| VIDEO
Owen, Van der Vaart y Evra se unen en un proyecto caritativo de la UEFA