El estadio de la Olympique Marsella podría ser vendido por el coronavirus. (Foto: AFP)
El estadio de la Olympique Marsella podría ser vendido por el coronavirus. (Foto: AFP)
Redacción EC

Francia aún no termina de recuperarse por el coronavirus. Ciudades como Marsella, ya empiezan a reactivar su economía ante la pandemia, pero aún no logran recuperarse del duro golpe que sufrieron durante el 2020. El alcalde socialista de la ciudad, Benoit Payan, busca soluciones y, para él, una de ellas sería vender el estadio el Olympique Marsella.

Quiero vender el Vélodrome porque es un despilfarro financiero. Lo haré si encuentro un comprador. La caja de la ciudad está casi vacía”, explicó el alcalde en un video publicado en su perfil de Facebook, causando indignación en los miles de fanáticos del histórico equipo.

Esta noticia llega en plena crisis deportiva de los ‘Los Focenses’. En las últimas horas existieron altercados entre los ultras franceses tras la dura derrota frente al AS Mónaco (3-1) y a esto se le sumó la salida del técnico André Villas Boas, por discrepancias con la directiva.

No quiero nada del Marsella, no quiero dinero. Solo quiero irme por mis discrepancias con la política deportiva. Es una pena llegar a esto”, explicó Villas Boas tras su salida.

Un grupo de ultras del Olympique Marsella incendió los alrededores del centro de entrenamiento. Los altercados provocaron daños materiales y resultaron heridos varios policías, además de Álvaro González, central español, que recibió el impacto de un objeto en la espalda.




No te pierdas