Diego Maradona asistió a un concierto de Luis Miguel en 1994. (Foto: Olé)
Diego Maradona asistió a un concierto de Luis Miguel en 1994. (Foto: Olé)
Redacción EC

Si a Diego Armando Maradona no le gustaba algo, lo hacía notar. Esto sucedió en un concierto de Luis Miguel, en donde el argentino no estuvo a gusto y, “para cobrar venganza” decidió que ‘El Sol de México’ pague la cuenta por el “el mal servicio”.

Corría el año 1994 y Diego viajó a Pachuca para ser parte del Campeonato Mundial de Fútbol Rápido. Andrés Fassi, en ese entonces directo de los Tuzos, invitó al futbolista a presenciar el recital que ‘Luismi’ iba a dar en la ciudad.

Guillermo Coppola, conversó con TyC Sports y reveló la historia de cómo el histórico ‘10′ se empezó a sentir incómodo en el lugar. Diego es muy impuntual y cuando llegamos el show había empezado, iría por la cuarta o quinta canción”, inició.

Pasamos unos minutos y Maradona ya se quería ir. “¿A dónde querés ir? Ya estamos acá, vamos a comer. Tranquilo”, le indicó su mánager, y se calmó.

Sin embargo, su molestia no cesó y decidió dejarle la cuenta. “Éramos cuatro y no podíamos tomar tanto champagne (pidieron 13 botellas), entonces Diego empezó a servir en las mesas vecinas. A todo esto, Luis Miguel cantando y Diego parado sirviendo el Cristal que le iba a hacer pagar más tarde a Luis Miguel. Ya iban ocho botellas, que deben valer ocho lucas cada una o diez”.

Luis Miguel nunca llegó a ver a Maradona, peros sí la cantidad de dinero que tuvo que pagar. “Fuimos al camarín, le dejamos la cuentita, dejamos saludos y nos fuimos. Ni lo vimos… Lo vimos cantando, festejamos, aplaudimos”.