Ernesto Valverde afrontará el desafío más difícil de su carrera como entrenador. Será el nuevo jefe de equipo del Barcelona. Su misión será impregnarle un estilo propio que encante a los blaugranas. (Foto: AFP)
Ernesto Valverde afrontará el desafío más difícil de su carrera como entrenador. Será el nuevo jefe de equipo del Barcelona. Su misión será impregnarle un estilo propio que encante a los blaugranas. (Foto: AFP)
Renzo Galiano Sedán

En los últimos años Barcelona siempre nos acostumbró con personajes relevantes en el banquillo. Sin lugar a dudas el más trascendental de todos fue Josep Guardiola, quien realizó un cambio alucinante en todo el sentido de la palabra. En adelante, llegaron ciertos entrenadores de renombre como Gerardo 'Tata' Martino y Luis Enrique.

El argentino tuvo un paso discreto por los pasillos del Camp Nou. Su equipo no terminó de mostrar un estilo propio. Apenas logró una Supercopa de España, la cual no pudo maquillar una campaña silenciosa que estuvo expuesta a las críticas incesantes de los hinchas. Por su parte, el técnico español encontró la brújula con el Barcelona y sacó todo el potencial de sus dirigidos, especialmente del tridente Messi, Suárez y Neymar ('MSN').

Luego de una larga aventura, con éxitos sumamente importantes como la obtención de la Champions League (2015), Mundial de Clubes (2015) y un tricampeonato en Copa del Rey (2015-2016-2017), Luis Enrique dio por terminado su labor con los blaugranas. Una noticia que sorprendió a más de uno, porque la gran mayoría pensó que su proyecto continuaría.

El fin de esta era conlleva a otra, la cual tiene a un protagonista que a simple vista para cualquiera es un desconocido. Se trata de Ernesto Valverde, ex director técnico del Athletic Bilbao. Causa extrañeza su designación en la interna del Barcelona, porque es un hombre de perfil bajo. ¿Entonces a qué se debe su contratación?

Ernesto Valverde consiguió una Super Copa de España con Athletic Bilbao precisamente ante el Barcelona de Luis Enrique. (Foto: AP)
Ernesto Valverde consiguió una Super Copa de España con Athletic Bilbao precisamente ante el Barcelona de Luis Enrique. (Foto: AP)

ADN Barcelona: pasado como futbolista en la era Johan Cruyff

En principio por ser un estratega que conoce la casa. Ernesto Valverde tuvo una breve pasantía con los culés cuando era jugador (delantero). Fue contratado solo por dos temporadas (1988-1990), pero nunca pudo rendir con Johan Cruyff.

A pesar de este pequeño detalle, en la directiva del Barcelona confían en todos aquellos que tienen un pasado en el club. Y, Ernesto Valverde no es la excepción. Además, como jefe de otros equipos presentó evoluciones más que interesantes. Cuando fue la cabeza del Espanyol (2006-2007) exhibió un fútbol atractivo que condujo a buenos resultados, los cuales terminaron en una clasificación merecida a la Copa de la UEFA. Y en ese mismo certamen alcanzó la final, donde perdieron frente al Sevilla en la fatídica tanda de penales.

Ernesto Valverde fue parte del Barcelona durante las temporadas 1988-1990. Nunca pudo asentarse en el primer equipo. (Foto: Internet)
Ernesto Valverde fue parte del Barcelona durante las temporadas 1988-1990. Nunca pudo asentarse en el primer equipo. (Foto: Internet)

Otros elencos en donde destacó el español fueron: Olympiacos, Valencia y Athletic Bilbao. En la escuadra griega tuvo dos pasajes (2008-2009 / 2010-2012). En ambas tocó el cielo. Siempre se mantuvo dentro de los primeros lugares del torneo doméstico. A tal punto de ser campeón de la Super Liga en tres oportunidades (2009, 2011, 2012). También fue ganador de las Copas Nacionales (2009, 2012).

Frente al mando del Valencia, Valverde presentó un inicio muy accidentado. No podía encontrar el rumbo y la afición empezaba a gritar con autoridad su destitución. Sin embargo, pudo encontrar el equilibrio ideal y eludir la catástrofe con entereza. Hasta que finalmente trepó a un valioso quinto lugar que le valió aplausos en Mestalla. Cuando se le presentó la oportunidad para continuar, no quiso renovar porque anhelaba ser parte del Barcelona.

Ernesto Valverde entrenó al Athtletic Bilbao, Valencia, Villarreal y Olympiacos. (Foto: AFP)
Ernesto Valverde entrenó al Athtletic Bilbao, Valencia, Villarreal y Olympiacos. (Foto: AFP)

De acuerdo con las declaraciones del periodista español Jordi Blanco de "Sport" para la cadena “ESPN”, la directiva blaugrana se interesó por Ernesto Valverde para el verano del 2013. Las negociaciones estaban avanzadas, pero estas se truncaron por culpa de Sandro Rosell, quien finalmente optó por la contratación de Gerardo Martino.

Por tal motivo, terminó aceptando una oferta del Bilbao, en la que sería su segunda etapa. En aquel club encontró su lugar en el mundo. Introdujo una revolución futbolística asombrosa de la mano de Aritz Aduriz. El Athletic Bilbao es conocido por ser el único equipo en España en utilizar futbolistas de la ciudad. Y con ellos, encontró soluciones prácticas que deleitaron a la prensa especializada. El resultado fue mantenerse por cuatro extensas temporadas (2013-2017) en un nivel competitivo que incluso llevó a alzar una Supercopa de España frente al Barcelona, duelo que acabó con un 5-1 global para los vascos.

Manual de estilo ganador: el ataque como mejor defensa ante todo

La 'Hormiga' (apelativo de Ernesto Valderde) siempre estudió con detalle a sus rivales. Jamás regaló espacios en el campo, ni mucho menos permitió que sus dirigidos se rindieran ante la adversidad. Una derrota para él significa una nueva lección de aprendizaje. Así lo volcó con los vascos y así querrá transmitirlo con los culés.

En la cancha es partidario del esquema 4-2-3-1. Con esa formación prioriza bastante la tenencia de la pelota en el medio con un doble pivote. Esa zona podría estar resguardada en Barcelona con Rakitic y Sergio Busquets. Aunque también presentó variaciones con el 4-3-3. Bajo esa premisa es bastante probable que la "MSN" todavía se mantenga con vida.

Ernesto Valverde mantiene un trabajo obsesivo por el 4-2-3-1. Aunque a veces lo cambia a un 4-3-3. (Foto: AFP)
Ernesto Valverde mantiene un trabajo obsesivo por el 4-2-3-1. Aunque a veces lo cambia a un 4-3-3. (Foto: AFP)

Además es del gusto de la presión constante. Todos sus jugadores van en búsqueda del esférico tratando de intimidar al rival y bloquear la salida, para así poder generar estragos en el área rival. Básicamente pregona un fútbol de combinación donde el protagonismo está asegurado.

Padre más que entrenador: manejo familiar del vestuario

Quizás uno de los mayores problemas que tendrá Ernesto Valverde en Barcelona será el manejo del vestuario. Llega de un equipo común que posee ciertas figuras como el Bilbao a uno que tiene en sus filas a jugadores extraordinarios que conviven con elogios, críticas y portadas. En ese aspecto tendrá que intervenir para evitar los choques de egos de toda una plantilla. Aunque, por el momento, estos no se hayan registrado y popularizado.

El trato personal que tiene Ernesto Valverde con sus futbolistas es impecable. Es una persona que va de frente sin rodeos. No le gusta mentir y vender falsas esperanzas. O es blanco o es negro. Directo y acucioso a la hora de determinar un esquema. Muy amable con el prójimo y cercano, como si fuera un integrante de la familia.

Y al ver a todo el elenco como una familia, se integra bastane en el trabajo de las canteras. En Athletic Club estaba obligado al 100% a revisar las divisiones menores por la filosofía de la institución. Por ello, es posible que lo veamos promover a ciertos deportistas con proyección. Pero últimamente los directivos del Barcelona han optado por recurrir al mercado de fichajes. En este panorama podremos saber qué tanto pesa el criterio de Valverde.