Sergio Ramos firmó con el club parisino por las próximas dos temporadas. (Foto: PSG)
Sergio Ramos firmó con el club parisino por las próximas dos temporadas. (Foto: PSG)
Redacción EC

La ‘bomba’ del mercado de fichajes, por el momento, la protagonizó Sergio Ramos. El defensor dejó el Real Madrid luego de 16 largas temporadas, debido a que Florentino Pérez no renovó su contrato, y decidió firmar por el PSG de Neymar, Kylian Mbappé y compañía por los próximos dos años.

Ahora, el español compartirá vestuario con Neymar, quien desde su llegada a París en el 2017, tomó las riendas del vestuario. Es catalogado como el líder, el capitán e incluso habría tenido influencia directa en la llegada de Ramos.

Según informa ‘Sport’, el brasileño fue uno de los que dio el visto bueno para que Sergio aterrice esta temporada en el plantel. Tienen una muy buena relación desde el 2017, año en el que excapitán blanco lo quiso convencer para que aterrice en el Santiago Bernabéu.

En aquella oportunidad, tanto el Barcelona, con Neymar, como el Madrid coincidieron en la International Champions League, torneo de pretemporada. La entidad dirigida por Pérez le pidió a Ramos que hable con el de la ‘canarinha’ para saber si estaba dispuesto a vestirse con los colores del equipo merengue. Finalmente esto no sucedió.

El mencionado medio reveló que Neymar fue quien conversó directamente con el club para pedir el fichaje de Ramos, al que considera clave y fundamental para el equipo si quiere cumplir con el objetivo que se trazó: la Champions League.

Sergio Ramos rechazó al Arsenal

De acuerdo al medio ‘Goal’, Arsenal tocó la puerta de Sergio Ramos y le puso sobre la mesa nada menos que 17 millones de euros y dos temporadas (más una opcional). Sin embargo, aunque es cierto que al central siempre le ha llamado la Premier, rechazó la oferta porque no le garantizaban jugar la Champions League.

Pero fuera del hecho de que el Arsenal no le garantizaba jugar el máximo torneo europeo de clubes, estaba de por medio el interés del mismo Sergio Ramos por el PSG. El camero tenía claro que quería ir al Parque de los Príncipes.