Redacción EC

Dos golazos hicieron que la visita desaparezca en el Stade de France. La se llenó de confienza y venció 2-0 a gracias a los tantos de y Blaise Matuidi.

Francia golpeó primero y a los 32 minutos aprovechó un pase largo y apenas pisó el área fusiló al portero Cillessen de un fuerte derechazo.

Pero la joya del encuentro se vio en el minuto 41. En un rápido contragolpe,

La ventaja permitió a controlar el juego y Holanda nunca reaccionó. Sus ataques, liderados por Sneijder y Van Persie no generaron peligro en el área local. Y antes fueron los franceses quienes sumaron las ocasiones para aumentar el marcador, aunque sin éxito.

No te pierdas