La tarde del último sábado se conoció que Sir Alex Ferguson fue operado de emergencia a causa de una hemorragia cerebral. Las últimas noticias indicaron que permanecía en cuidados intensivos. (Foto: AFP)
La tarde del último sábado se conoció que Sir Alex Ferguson fue operado de emergencia a causa de una hemorragia cerebral. Las últimas noticias indicaron que permanecía en cuidados intensivos. (Foto: AFP)
Agencia AFP

Inglaterra y Escocia amanecieron angustiadas por el estado de salud del legendario (76 años), que se mantiene en cuidados intensivos tras ser operado de urgencia el sábado por la noche después de sufrir una hemorragia cerebral.


"Ferguson lucha por la vida" coincidieron en sus titulares el sensacionalista The Sun con otros diarios como Sunday Times y Sunday Telegraph para resumir la situación.


No se han vuelto a tener noticias de su estado de salud desde el comunicado del Manchester United en el que informó que "todo ha ido bien" en la operación y que el escocés necesita ahora "pasar un tiempo en cuidados intensivos para favorecer su recuperación".


La noticia ha conmocionado a un país que tenía de Alex Ferguson la imagen de "un hombre que parecía indestructible, imbatible, un elemento perenne de nuestro paisaje futbolístico", escribió el Telegraph.


La operación cogió a todo el mundo por sorpresa. Sir Alex Ferguson apareció en forma el pasado domingo en Old Trafford para rendir homenaje a uno de sus grandes rivales, Arsène Wenger, en la última visita del francés como entrenador del Arsenal tras 22 temporadas al frente de los 'Gunners'.


Los dos legendarios entrenadores, grandes rivales hasta la retirada de Ferguson en 2013, intercambiaron algunas palabras antes de que el Escocés, con 13 títulos de Premier League, ofreciese un trofeo de plata al francés.


Pese a todo, no es la primera vez que Ferguson sufre un percance de salud. En 2003 fue operado de corazón por una arritmia y desde entonces vive con un marcapasos.


Ello no impidió a Ferguson, que ya había contemplado la idea de retirarse en 2002, seguir al frente de los Diablos Rojos durante otros 10 años, ganando cinco títulos de Inglaterra y una Champions League.

Fuente: AFP