Redacción EC

Carles Puyol jugó 100 partidos con la selección española. Vivió de todo con 'La Roja': derrotas, victorias, títulos, etc. Quizá el partido más especial para él fue ante Alemania en el Mundial de Sudáfrica 2010. Españoles y alemanes se enfrentaron en las semifinales de la pasada Copa del Mundo. 

Fue un partido cerrado, con pocas chances, pero de dominio español. Cuando el toque y el buen fútbol no dan resultado, siempre está la opción de la pelota parada. Y España tenía en Piqué y Puyol dos grandes cabeceadores.

Minuto 73'. Xavi se dispone a ejecutar un tiro de esquina. El fino mediocampista le pegó tan bien al balón que éste fue directo a la cabeza de Carles. Para esto, Puyol le había dicho a Xavi en el entretiempo que le ponga el balón en el punto de penal cuando haya un tiro de esquina, porque desde ahí haría daño. 

Y así fue. Puyol llegó a toda carrera desde atrás y dio un testarazo imposible de atajar para Manuel Neuer. España le ganó 1-0 a Alemania y clasificó a la gran final de la Copa del Mundo. Todo gracias a Puyol, su garra y ese cabezazo genial que ningún español olvidará. Luego 'La Roja' sería campeona del mundo tras derrotar a Holanda.