Neymar pierde peso como los futbolistas más valiosos del mundo. (Foto: AP)
Neymar pierde peso como los futbolistas más valiosos del mundo. (Foto: AP)
Raul Castillo

Hace cinco años era una Ferrari; hoy ha pasado a ser un bólido de alta gama costoso, pero probablemente accesible en un mercado de pases. La vida en el fútbol es así: un resbalón y pasas de ser el sucesor de a convertirte en un grandísimo futbolista, pero no dentro de los mejores de la historia y tampoco, en la actualidad, entre el top5 de este deporte. ¿Qué fue lo que pasó con ? ¿Qué fue lo que sucedió con ese jugador que alcanzaba la gloria (precisamente hace cinco años) con el Barcelona de Luis Enrique en la Champions? Más que simple: marcharse de Camp Nou para un proyecto en Francia que pareciera nunca formarse del todo.

Hace tres años, había millones de razones para elegir el PSG, pero solo una para inclinarte por los culés: el proyecto deportivo. En aquel entonces, Neymar se alejaba de Messi para poder ser el líder de los parisinos en un plan que tenía consigo levantar la ‘Orejona’ para Nasser Al-Khelaifi. Tres años después podemos decir que esa apuesta hasta ahora sigue siendo un ‘fracaso’ para ‘Ney’: el observatorio de fútbol CIES lo evalúa al día de hoy en 82.7 millones de euros, siendo el 37° futbolista de esa lista, por debajo de Clément Lenglet (82.9 millones) y su compatriota Richarlison (97.6). Quizás ahora se entiende por qué tantos deseos de regresar al Barcelona.

Las cualidades le sobran, el talento no se pierde de la noche a la mañana; pero no haber ganado ese campeonato en la primera temporada puede ser ese escollo que lo haya golpeado a él como al campeonato de la Ligue 1. Y ahora, con 28 años, mucho más difícil aún.

En tiempos de coronavirus, Neymar busca marcharse ya de Francia para tener quizás el último gran contrato de su vida y una experiencia que lo ubique de nuevo en la élite del fútbol. Si no puede salir de París, el camino parece incierto: mantenerse en un torneo venido a menos, en donde tu compañero (Mbappé) lidera la lista de CIES (259.2 millones), con la mirada puesta – probablemente – en un corto plazo irse a jugar a la Premier League u al Real Madrid o Barcelona, hace que seguir jugando en el PSG sea la sentencia de muerte del futbolista.

Neymar pudo ser el número uno del mundo, no solo las lesiones lo alejaron de esa cúspide, también el hecho de priorizar un millonario salario, que solito podría haber venido con más patrocinios e imagen. Una cosa era el ‘Ney’ de hace cinco años, hoy parece otro.

MÁS EN DT

TAGS RELACIONADOS