Lionel Messi besando la Copa América 2021. Su primer gran título con la 'Albiceleste'. (Foto: Agencias)
Lionel Messi besando la Copa América 2021. Su primer gran título con la 'Albiceleste'. (Foto: Agencias)
Marco Quilca León

El fútbol, injusto muchas veces, nos mal acostumbró a relacionar las lágrimas de con una derrota con la camiseta de Argentina. Lo intentó una, dos, tres, cuatro veces. Tiró la toalla también, pero regresó con más hambre de gloria. En el Maracaná, ante Brasil, la ‘Pulga’ volvió a llorar, pero esta vez de alegría. Como dicen los que más saben de la vida: la quinta es la vencida. con y se proclamó campeón de la después de 28 años, y el ’10′ consiguió su primer título con la selección absoluta de su país. Ya tiene un Mundial Sub20, una medalla de oro de los Juegos Olímpicos y ahora va por Qatar 2022.

LEE TAMBIÉN: Argentina campeón de la Copa América: Lionel Messi, su llanto y celebración | VIDEO

Acostumbrado a ser el encargado de jalar a su equipo hacia mejor destino, esta vez Leo tuvo a diez guerreros que lo llevaron a él hacia la gloria en el mítico Maracaná. Tras el pitazo del árbitro, todos fueron a abrazarlo, a festejar con él. Los mismos que lo consolaron en anteriores oportunidades ahora lo levantaron por los aires.

No fue el mejor partido de un Messi que se había mostrado imparable en la Copa. Llegó a la final con cuatro goles y cinco asistencias -es el goleador y máximo asistente del torneo-, pero no estuvo en su noche. No fue influyente en el juego, solo remató una vez al arco y se perdió un gol insólito. Pero siempre atrajo rivales con su sola presencia.

Lionel Messi y su emoción tras el pitazo del árbitro. (Foto: AFP)
Lionel Messi y su emoción tras el pitazo del árbitro. (Foto: AFP)

Tite, técnico de Brasil, había declarado en la conferencia previa del encuentro que sabía cómo frenar a Lionel Messi. El entrenador lo estudió hasta el cansancio. Pero el ’10′ optó por no ser el conductor de su equipo -el rol lo tomó Rodrigo de Paul- y solo atraer gente.

Leo no fue determinante por primera vez en esta Copa, pero lleva a casa su primer gran título con Argentina. Lo que le exigían. Con 34 años, al fin se pudo liberar de esa mochila pesada que lo atormentó por mucho tiempo. Lo intentó cuatro veces y en todas cayó. A continuación repasamos cómo le fue.

Mensaje de Lapadula
Dejó hermoso mensaje en redes sociales.

La primera decepción

Luego de una participación secundaria en el Mundial Alemania 2006, Lionel Messi se consolidó con la ‘Albiceleste’ en la Copa América 2007, el torneo que marcó su estreno. En Venezuela, Argentina arrancó sólido, arrollando, terminando la fase de grupo con victorias y goleando a Perú 4-0 en cuartos de final. En semifinales tampoco tuvieron problemas con México (3-0) y la ‘Pulga’ dejó para el recuerdo un golazo de sombrerito. Sin embargo, en la final no pudo hacer nada ante Brasil (cayó 3-0).

“Estamos mal, estamos calientes; la verdad no nos esperábamos esto. Ya está, ya no podemos hacer nada. El primer gol nos hizo mucho mal y después nunca pudimos controlar el partido como queríamos”, declaró Messi tras perder su primera final.

Lionel Messi, con cabello largo, tras perder la final de la Copa América 2007. (Foto: Agencias)
Lionel Messi, con cabello largo, tras perder la final de la Copa América 2007. (Foto: Agencias)

Del cielo al infierno hay un paso

Con 27 años, en plena madurez deportiva y ya distinguido como uno de los mejores de la historia, el ’10′ lideró a una Argentina con muchos nombres y poco juego en el Mundial de Brasil 2014. El combinado de Alejandro Sabella dejó dudas desde el inicio, solventando prácticamente todos los partidos con apuros desde la fase de grupos.

Después de sufrir hasta la prórroga ante Suiza en los octavos (1-0), defender un 1-0 ante Bélgica en cuartos e imponerse en penales a Holanda (hoy Países Bajos) en semifinales, Alemania apartó de la gloria a Messi de manera cruel, con un gol de Mario Götze en el minuto 113 (1-0). El error previo de Higuaín en un mano a mano con el portero y la triste estampa del atacante mirando la copa tras el pitido final han quedado grabadas en la retina del hincha argentino.

Leo, en aquella final contra los germanos, tuvo una buena actuación con ocasiones de gol creadas y pases que generaron peligro en el arco de Neuer. Sin embargo, todo se opacó con el gol errado cuando quedó mano a mano con el portero alemán.

Una mirada que dio la vuelta al mundo: Messi mirando la Copa del Mundial sin poder tocarla. (Foto: Agencias)
Una mirada que dio la vuelta al mundo: Messi mirando la Copa del Mundial sin poder tocarla. (Foto: Agencias)

Chile echa sal en la herida

Sin haber asimilado aún el golpe del Mundial, la Argentina de Messi sufrió un nuevo revés en la Copa América del 2015 celebrada en Chile. Al combinado de Gerardo Martino le sonrió la fortuna de los penales en los cuartos de final ante Colombia (0-0) y posteriormente se ganó el pase a la final con una goleada a Paraguay (6-1) en la que Messi realizó tres asistencias. En la final esperaba el equipo anfitrión, entrenado en esa época por el argentino Jorge Sampaoli. El partido terminó sin goles y en esta ocasión la tanda desde los once metros cayó del lado chileno pese al gol de Messi, el único transformado por los argentinos.

Una decepción más para el '10'. (Foto: Agencias)
Una decepción más para el '10'. (Foto: Agencias)

Otra derrota y retiro momentáneo

Un año después, con motivo del centenario de la competición, se disputó una edición especial de la Copa América en Estados Unidos. Messi no empezó el torneo por un golpe en las costillas, pero a partir del segundo partido fue decisivo para que la ‘Albiceleste’ avanzara con paso firme hasta la final. Su tanto en los cuartos de final ante Venezuela (4-1) le sirvió para igualar a Batistuta como máximo goleador histórico de la selección y con el gol en semifinales a Estados Unidos le superó (0-4).

La fiesta, sin embargo, acabó por tercer año consecutivo en drama, nuevamente con un desenlace cruel en la definición por penales ante Chile. Messi envió su disparo por encima del travesaño, Argentina perdió y él terminó en lágrimas.

Ya está, lo intenté mucho, es increíble pero no se da. Se terminó para mí la selección, dijo tras el partido. El ’10′, en un momento caliente, anunciaba tomaba una drástica decisión de la que meses después se arrepentiría.

Lionel Messi no podía creer lo que le pasaba: otra derrota en una final con Argentina. (Foto: Agencias)
Lionel Messi no podía creer lo que le pasaba: otra derrota en una final con Argentina. (Foto: Agencias)

Fueron cuatro veces que se cayó. Y se levantó más fuerte, con más hambre de gloria. Con 34 años, quizá en su penúltima Copa América, Lionel Messi consiguió lo que tanto buscó, por lo que tanto luchó, incluso en contra de su familia y sus amistades cercanas. Yo quiero ganar algo con la selección, lo voy a seguir intentando. Y voy a jugar todas las cosas importantes. Mucha gente me decía que no lo haga, que no vuelva sufrir, declaró en 2019. Dos años después, en el mismo estadio que perdió el Mundial, Leo les acaba de responder a todos los que cuestionaron su decisión: volvió para tocar la gloria.

MÁS EN DT